Crearán Programa Nacional para la hepatitis C

Oranizaciones civiles y senadores buscan integrar una agenda para reducir y erradicar el contagio de dicha enfermedad viral que es una de las principales causas de muerte en México.
Para ser donador es necesario pesar más de 50 kilogramos y 18 años.
Están en riesgo quienes recibieron una transfusión de sangre antes de 1995. Además quienes tienen tatuajes o piercings. (Notimex)

Ciudad de México

Organizaciones civiles y senadores acordaron impulsar la creación de un Programa Nacional para la hepatitis C con el fin de reducir y erradicar el contagio de dicha enfermedad viral.

Este padecimiento es una de las principales causas de muerte en la población, pues es responsable del 57% de los casos de cirrosis hepática y del 78% de los cánceres de hígado.

Fernando Enrique Mayans Canabal, secretario de la Comisión de Salud de la LXII Legislatura en el Senado de la República, manifestó que México debe estar preparado ante avances científicos que auguran la erradicación de la hepatitis C.

"Por ello, convocamos a este foro, nuestra meta es que en algunos años ninguna persona vea en peligro su vida por este padecimiento", dijo

Mayans Canabal advirtió que la hepatitis C tiene varios factores de riesgo a tomar en cuenta, comenzando por todas aquellas personas que hayan recibido una transfusión de sangre antes de 1995.

Además quienes tienen tatuajes, piercings, hemodiálisis o utilizan drogas intravenosas, o estuvieron en riesgo por el uso de equipo mal esterilizado y contaminado para procedimientos dentales, pedicure y manicure.

Señaló que este problema de salud afecta a alrededor de 1.4 millones de personas en México y, por ello, resulta necesario efectuar pruebas cuando tengan alguno de estos factores de riesgo, porque muchos tardan 30 años en ser diagnosticados.

En la actualidad, la hepatitis C se puede curar en 28 semanas, con una inversión aproximadamente de 100 mil pesos; sin embargo, en México el sector salud, invierte alrededor de 500 mil pesos anuales a largo de una década, sin considerar trasplante de hígado.

"Con la detección oportuna estas personas podrían salvarse de graves consecuencias e incluso salvar su vida. En México, es imprescindible el desarrollo de una agenda para la integración de un Programa Nacional de Hepatitis C", aseguró el senador.