Llevan a la ópera a niños de programa SaludArte

El Auditorio Nacional recibió a niños de más de 100 escuelas que participan en el programa para que disfrutaran de la escenificación de la ópera infantil 'El pequeño deshollinador'.

Ciudad de México

El Auditorio Nacional recibió a niños de más de 100 escuelas que participan en el programa para que disfrutaran de la escenificación de la ópera infantil El pequeño deshollinador, de Benjamin Britten.

De distintos puntos de las 16 delegaciones de la Ciudad de México salieron los niños de entre primero y sexto de primaria, de alrededor de 100 escuelas, para dirigirse hacia el Auditorio Nacional, donde se escenificó la ópera infantil El pequeño deshollinador, de Benjamin Britten.

Unos se convirtieron en simples espectadores de la obra; los más se volvieron participantes de la escenificación, ya sea quienes desde las butacas se levantaban para intervenir en los coros o aquellos que tuvieron la oportunidad de pisar el escenario del recinto y colaborar en la escenografía de la puesta.

Todos los pequeños se encuentran integrados al programa SaludArte, impulsado por la Secretaría de Educación (SEDU) del Gobierno del Distrito Federal, que en su segundo ciclo escolar de aplicación llegó a 109 escuelas con ejes como el servicio alimentario, comida proporcionada directamente a las escuelas con menús validados por el Instituto Nacional de Nutrición y el apoyo del colectivo de Cocina Mexicana.

“Está el taller de educación en artes, con clases de danza, teatro, música –incluso, en el 20 por ciento de las escuelas tenemos instrumentos escolares para una orquesta completa-, de artes plásticas o de coros. Un componente más son los talleres de activación física”, explica René González Hernández, director de Educación Básica de la SEDU.

La idea del programa es que sea educación complementaria para la vida, bajo el entendido de que tan importante como el español y las matemáticas pueda ser la educación para que “los niños tomen decisiones en alimentación, sobre su cuerpo o diferentes aspectos de la vida”.

Dentro de las actividades de SaludArte se insertó la escenificación de El pequeño deshollinador, una ópera infantil que aborda el tema del trabajo infantil y que sirvió para mostrar algunos de los avances que se han tenido entre los estudiantes que participan en el programa.