• Regístrate
Estás leyendo: Primero lo digital
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 10:59 Hoy

Primero lo digital

Café Madrid

Publicidad
Publicidad

Víctor Núñez Jaime

Los medios de información españoles se disponen a vivir su auge digital. Quién sabe si todos logren hacerlo (los que surgen y los que se están transformando), pero en el mundillo periodístico de este país no se habla de otra cosa. Desde enero pasado, la redacción de El País, por ejemplo, se encuentra patas arriba. En el año de sus 40 años, el periódico que fue un emblema de la transición a la democracia en España busca modernizarse y, sobre todo, "captar a la audiencia joven hispana con una nueva narrativa periodística". Su cambio físico y estético (nuevo mobiliario en el que abundan pantallas de todo tipo) implica, además, una reorganización de los miembros de la Redacción. Sin embargo, por más detalles que se ofrecen sobre el plan, la incertidumbre no deja de estar presente.

El año pasado se publicó aquí El fin de los medios de comunicación de masas (Planeta), del periodista Jeff Jarvis, columnista del diario The Guardian y profesor de periodismo en la New York Graduate School, un libro que ha venido a sentar las bases de la discusión sobre el modelo de negocio periodístico. Con él, Jarvis ha pretendido que los periodistas dejemos de definir el futuro en términos del pasado ("echar vino viejo en odres nuevos, para aprovecharse del valor añadido de Internet"). Tenemos un problema, dice, cuando la información es más viral que nunca, pero también menos rentable. "Hemos llegado a lo que algunos considerarían un destino, pero espero que se trate únicamente de una estación de paso: la plenitud de la narración multimedia", señala en su ensayo.

Mientras los medios que tuvieron éxito con el modelo de la letra impresa (sostenido por la publicidad y las ventas de ejemplares) tratan de adaptarse al nuevo mundo digital, han surgido otros que no se plantean el uso (y el costo) del papel. El Confidencial, El Español, eldiario.es e Infolibre se están colando con fuerza en las principales fuentes de información de los ciudadanos españoles. Por el éxito de las redes sociales, el uso preponderante del teléfono móvil y el destierro de la costumbre de ir a comprar un manojo de hojas con noticias, pero también por las exclusivas que, muchas veces, a los medios tradicionales se les escapan o no se atreven a publicar. Los cuatro se sostienen gracias a la publicidad, las donaciones y las cuotas que pagan sus socios y, aunque su futuro parece tambalearse de vez en cuando, no dejan de experimentar, arriesgar y tener paciencia para que el oficio de contar historias de manera profesional siga existiendo.

El reto para los que trabajamos en los medios tradicionales, advierte Jeff Jarvis, es no limitarse a "ordeñar la vaca vieja de la prensa escrita hasta que se desplome" y aprovechar las posibilidades que las nuevas tecnologías nos ofrecen. Por el momento, en "El País mutante" un equipo de 30 redactores se encargará de la edición impresa, adaptando al papel lo mejor de la edición digital. "Primero lo digital" es la orden de la dirección. Pero nadie sabe a ciencia cierta si eso funcionará. Y quizá sería mejor (de nuevo Jarvis) "centrarnos en dónde y cómo el periodismo aporta valor al conocimiento de una comunidad y solo entonces plantearnos cómo se puede extraer valor para el sostenimiento de los medios".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.