Crean primera prueba que detecta diabetes en el ADN

Basta con tomar una muestra de la boca para saber si alguien corre el riesgo de padecer el mal; una "app" da resultados y una guía con sugerencias y recetas.
El dispositivo cuenta con un hisopo para recolectar la muestra.
El dispositivo cuenta con un hisopo para recolectar la muestra. (Especial)

México

Un grupo de expertos mexicanos y de EU, desarrolló la primera prueba genética en el mundo para detectar el riesgo de padecer la diabetes tipos 2, ello con solo obtener, de manera sencilla, una muestra de ADN la cual se toma de la boca informó el Laureano Simón, director general de la farmacéutica que desarrolló el innovador método Patia Biopharma.

El especialista señaló que fue diseñado por científicos del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (Incmnsz) y del Instituto Nacional de Medicina Genómica, en colaboración con el Broad Institute y la Harvard  Medical School Boston.

El objetivo de Diabetes Prevent, nombre de la prueba, es poder detectar oportunamente si una persona tiene riesgo de desarrollar diabetes para que así pueda tomar medidas de precaución, como llevar una dieta más saludable o hacer ejercicio, éstas son sugeridas y compartidas a través de una app; con ello se busca reducir el índice de personas que padecen esta enfermedad ubicada como la segunda causa de muerte en México.

A escala mundial está la primera prueba genética que cuenta con una app de seguimiento y control para estimular estos cambios positivos en los pacientes y hacerlos sostenibles en el tiempo.

La prueba se desarrolló durante tres años en México y Estados Unidos especialmente para la población mexicana; cuenta con una validación técnica del Incmnsz que certificó la prueba porque identifica de forma correcta los 16 marcadores genéticos asociados a la diabetes tipo 2.

FUNCIONAMIENTO

Diabetes Prevent es un dispositivo con un hisopo con el que se recolecta las muestras de ADN de la boca. Para ello se debe dar masaje de forma circular en las mejillas por 30 segundos, frotándolas contra los dientes para que se desprendan células epiteliales. Después se introduce el dispositivo y se frota contra las mejillas durante un minuto.

Terminado el proceso se debe regresar al tubo el dispositivo y pegar una etiqueta con el código personal. Así se podrá analizar si se tienen dos variantes genéticas que indican los riesgo de padecer la enfermedad: SLC6A11 y HNF-1 alpha.

De acuerdo con Simón Buela, el SLC6A11 está presente en 30 por ciento de la población mexicana y es la principal causa por lo que la incidencia de la enfermedad es mayor en México. El HNF-1 alpha está menos presente en los mexicanos, pero representa un riesgo mayor.

Detalló que en aproximadamente 15 días se envían los resultados de las muestras a través de App Diabetes Prevent.

Tras conocer el riesgo genético (bajo, medio o alto) la persona puede descargar la app y registrarse en la misma, que está disponible para Android e iOS, y oferta más de 4 mil recetas alimenticias, listas para comprar los ingredientes y una plataforma para registrar el insumo de alimentos, así como la posibilidad de sincronizarla con pulseras inteligentes.

Tiene un costo internacional de mil 400 pesos, en México se comercializa en 999 pesos, y se puede aplicar a todas las personas de cualquier edad.

Actualmente está disponible en clínicas especializadas en obesidad y diabetes, laboratorios clínicos y farmacias.

ADQUISICIÓN DEL "TEST"

Se puede comprar el test en casa a través de la página patiadiabetes.com,  el paquete contiene un manual de instrucción, formulario, consentimiento para realizar la prueba, el equipo y un sobre de envío prepagado, así como una tarjeta con etiquetas y un código de identificación personal, el cual se debe conservar pues es la clave personal de Diabetes Prevent.

Los resultados de un estudio clínico preliminar —con muestras mexicanas— se enviaron a distintos congresos internacionales a realizarse este 2017. Paralelamente, se está realizando otra investigación entre mexicanos, misma que concluirá en el año en curso.

“México tiene una de las más altas incidencias de diabetes en el mundo, ésta continúa creciendo y se ha convertido en la segunda causa de muerte en el país”, y esta prueba puede ayudarnos a frenar el problema concluyó Simón Buela.