Concluyen primera etapa de intervención artística

Con apoyo del Centro de Educación y Cultura Ambiental del Bosque Los Colomos.
Uno de los murales, cercanos a la entrada de El Chaco, que ya puede admirarse.
Uno de los murales, cercanos a la entrada de El Chaco, que ya puede admirarse. (Arllete Solano)

Guadalajara

La intención de llenar Los Colomos con expresiones artísticas que se entrelacen con el entorno sigue adelante con una convocatoria abierta a toda la población que quiera participar.

La primera etapa del proyecto que encabeza el pintor Álvaro Cuevas ya concluyó.

El grafiti con el paisaje boscoso de alguna manera se funden y las tonalidades verdes de los árboles, el sonido de las aves y los colores brillantes de la pintura sintética integran un solo panorama. En el andador de Los Eucaliptos los deportistas ensimismados que pasan trotando sobre tenis no evitan mirar las figuras de animales que ocho artistas plasmaron sobre el muro de cemento. Hay una lechuza blanca al vuelo, un zorro mirando hacia el cielo, un gorila enternecido con elementos florales, una bestia mítica, la mujer con piel de oso y un par de ardillas gigantescas.

Todo es parte del Plan Cultural de Los Colomos proyectado a diez años por Cuevas, quien obtuvo el cobijo del Centro de Educación y Cultura Ambiental del Bosque Los Colomos para permitir que esta área natural sea permeada por el arte con la condición de no dañarla. La asociación que dirige, Todos dejamos huella, apenas el mes pasado dio a conocer el inicio de estas labores.

“En general hemos tenido comentarios muy positivos, nunca falta, y es valiosa la opinión de cada quien, porque hay gente a la que no le gusta por la técnica o porque creen que no va con el parque pero estamos bien agradecidos porque a mucha gente le ha encantado el proyecto y se ha propagado por redes sociales”, dice Trepo, autor de El grifo. Su personaje es un majestuoso león con garras, alas y cara de águila, a la que algún travieso visitante intervino con plumón negro y agregó una protuberancia en la entrepierna de la bestia.

La barda de 130 metros ha sido intervenida apenas en un 23 por ciento. Al ingresar por la puerta de El Chaco, el paseo comienza con la Cabeza de Oso, de Chobe, continúa con El Gorila, de Terco y Collage Caotic; Conexión, de Dharma Vee, las lechuzas de Secreto Reboyo, El Grifo, de Trepo, la ardilla y pájaro de péndulo de Trego, y la ardilla de Cronológico.

Esta es una primera etapa concluida pero el proyecto es tan amplio como el gran pulmón de Zapopan. De hecho, en el interior del parque hay unas pérgolas que un chico de 13 años, de nombre Valentino, está decorando a punta de plumón negro. “Es una máquina, avanza rapidísimo y él representa el tipo de talentos que estamos buscando para generar una plataforma de exposición.

También estamos desarrollando un gran proyecto en el camellón de Montevideo, son seis esculturas de gran formato que estarán decoradas con grafiti pero simulando chaquira.

Convocamos a seis artesanos de Mezquitic, que para mí son grandes artistas, a que hicieran un modelo a escala y los chavos de aquí están haciendo la réplica con aerosol”, comenta Cuevas.

La invitación que la asociación hace es a “embellecer el bosque Los Colomos”, en específico, la convocatoria está abierta para intervenir mil 400 metros de piso en el andador Eucaliptos.

Pueden participar niños, jóvenes y adultos que presenten su boceto y estén dispuestos a aportar su ingenio artísticos y los materiales para realizar la obra. El pintor dice que hasta el momento la asociación Todos dejamos huella aún no cuenta con patrocinadores que hayan otorgado por lo menos material en especie para la realización de este proyecto.

Los interesados deben enviar su propuesta visual en un plasmada en un formato que pueda imprimirse de 30 X 15 centímetros al correo colomos@todosdejamoshuella.org o también puede entregarse de manera física, en las oficinas centrales del Bosque Los Colomos.