Urge digitalizar para preservar la memoria audiovisual

Cómo hacer para que los millones de contenidos digitales tengan las bases para el futuro, el gran desafío.
México tiene retos en la materia, asegura investigadora de la UNAM.
México tiene retos en la materia, asegura investigadora de la UNAM. (Juan Carlos Fleicer)

México

Hasta hace un par de décadas, las formas de grabación de audio y video tenían otros rostros: casetes, cintas de carrete, celuloide o cintas en formato Betacam o VHS; hoy día parecen instrumentos de museo, incluso cuando a los niños y jóvenes se les cuenta de esas herramientas, suelen poner cara de "no tengo idea de lo que me estás hablando".

Y más allá del vertiginoso desarrollo de las nuevas tecnologías, con la generación de formatos digitales para resguardar ese patrimonio sonoro y audiovisual, se generaron otro tipo de desafíos para incorporarlos a plataformas digitales.

"En el caso del video están los ejemplos de los VHS o de los Betacam", cuenta Perla Rodríguez, investigadora del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas de la UNAM, "cuya transferencia fue la única forma de preservar y salvaguardar esos contenidos, aun cuando después se empezaron a crear los primeros sistemas de almacenamiento masivo digital y, al mismo tiempo, se establecieron los estándares para extraer la mejor calidad de la señal digitalizada y que se pudieran preservar a largo plazo esos contenidos."

En la actualidad, además de los que ya se han digitalizado, hay una serie de contenidos cuyo origen ya es digital, no hay ese soporte analógico que existía hasta hace un par de décadas, lo cual ha llevado a una serie de reflexiones sobre cómo hacer para que esos millones de contenidos digitales que se producen concretamente en el caso de los archivos sonoros y audiovisuales tengan las bases para el futuro.

"No es suficiente con que cumplan con estándares, con parámetros de digitalización o con que se hayan transferido correctamente, sino cómo garantizar que esos nuevos archivos que ahora son digitales subsistan para el futuro", agrega en entrevista la integrante del Sistema Nacional de Investigadores.

Retos en México

Se trata de un desafío al que pocas veces se le pone atención, pero que en su forma física se refleja en la enorme cantidad de cajas que conforman el "archivo muerto" de cualquier institución, a lo que ahora se suma la necesidad de incrementar la capacidad de los soportes digitales, no solo aquellos que se generan todos los días, sino incluso los del pasado, sin que pueda conocerse a ciencia cierta de cuánto se está hablando, explica Perla Olivia Rodríguez, quien fuera invitada a participar en la reunión de expertos de la Conferencia Digital Divide organizada por la Comisión Suiza de la Unesco, en Lugano, Suiza, como parte de los trabajos de la World Summit on Information Society, en 2003.

A lo anterior habría que sumar que en tiempos recientes se ha comenzado a expresar la necesidad de contar con archivos sustentables diseñados con métodos que hagan posible la conservación y acceso de documentos sonoros y audiovisuales, uno de los principales desafíos que enfrenta el país en la materia.

En México se ha avanzado considerablemente en materia de digitalización, en especial de colecciones sonoras, contenidos que se convierten en parte de la herencia que tenemos como mexicanos, el problema está en la creación de los archivos digitales sustentables, reconoce la investigadora, donde hay un camino muy amplio por recorrer.

"Existen una serie de variables relacionadas no solo con la tecnología, sino con la urgencia de comprender cómo la tecnología tiene un proceso de obsolescencia periódica, lo que implica que la gente responsable de esos sistemas de preservación digital debe contar con una permanente capacitación y actualización, pero también con la dotación sistemática de recursos económicos."

En Irlanda e Inglaterra, ya hay políticas públicas de preservación digital, pero en nuestro país apenas se han dado los primeros pasos, hace falta todo lo que tiene que ver con una perspectiva sustentable de los archivos, en especial a partir de lo ecológico, pues no se ha analizado, por ejemplo, su consumo de energía o el impacto que tienen en el medio ambiente. Y esa es otra tarea fundamental.

Espacio de reflexión en la UNAM

Dentro del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de Información de la UNAM se desarrolló un espacio académico que tiene como eje la conservación y el acceso de las colecciones sonoras y audiovisuales a las sociedades del futuro, cuyo principal objetivo es llamar la atención de los especialistas sobre un tema fundamental: la preservación de la información digital para el futuro.

Ante el crecimiento de la industria del almacenamiento de datos digitales, expertos de la UNAM buscan analizar el panorama de cara a la proliferación de información digital a través del Congreso Internacional Archivos Digitales Sustentables, a desarrollarse del 11 al 13 de noviembre, donde se abordarán temas como perspectivas de la sustentabilidad de archivos digitales: ecológica, social y económica, o la obsolescencia tecnológica como desafío de los archivos digitales, hasta los desafíos de la bibliotecología, la archivística y otras ciencias de la información ante la sustentabilidad.

El Comité Científico Internacional del Congreso está formado por investigadores de la UNAM, la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto de Imagen y Sonido de Holanda, la Federación Internacional de Archivos de Televisión (FIAT), la Asociación Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales (IASA) y el Archivo General de la Nación de México.