La preservación, uno de los motores del Acuario Michin

En seis meses de funcionamiento el parque casi ha triplicado su número de ejemplares, gracias a esta iniciativa

Guadalajara

Como parte de su proyecto de conservación e investigación, Acuario Michin realiza desde su apertura hace seis meses la reproducción asistida de varias especies de las 300 especies con las que cuenta, pero sobre todo tiburones y el ajolote mexicano, que sólo se daba en los lagos del Centro de México como en Xochimilco, Texcoco y Pátzcuaro y que se han deteriorado tanto que ya son considerados por los expertos como ecosistemas inexistentes.

El ajolote mexicano cuenta con características de regeneración de sus extremidades en caso de perderlas, es conocido también como “pez caminante” y no se da en ninguna otra parte del mundo según Juan Carlos Lehmann director del área técnica de Michin, quien agregó que este programa integral de preservación busca ser un apoyo para la comunidad científica del país.

Actualmente el Acuario Michin tiene más de nueve mil ejemplares, entre los cuales se encuentran alicantes, cocodrilos, nutrias, caballitos de mar, pulpos, ocho especies de tiburones, ranas dardos venenosas, rana cara de niño, el pitón burmes de Birmania, escorpión de la India y tarántula de terciopelo, sólo por mencionar algunos.

A través de cinco pabellones en un recorrido de aproximadamente una hora y media donde los visitantes pueden descubrir y documentarse de una amplia biodiversidad acuática. Cada pabellón está relacionada con culturas ancestrales mexicanas como, la wixárica, olmeca, maya, y mixteca, de ahí su nombre Michin que significa pez en náhuatl según explicó Paulina Balbontín Durón, oceanóloga y directora General de Acuarios Michin de este acuario, quien resalta que uno de sus distintivos es el equipo y las instalaciones que son de la más alta calidad. Michin es el único acuario en Latinoamérica con la más novedosa tecnología europea lo que les permite trabajar en estrecha relación y armonía con instancias gubernamentales como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) para la aplicación y cumplimiento de todas las normas.

“Tenemos como objetivo que Acuario Michin no solo sea un lugar de recreación o exhibición de animales pretendemos llegar a ser un centro de gran relevancia como preservador de especies”, dijo Balbontín Durón quien citó como ejemplo el reciente nacimiento de crías de “Camaleón Jackson” que es originario de África.

Recreación, educación, investigación y conservación son los cuatro ejes que determinan las iniciativas del Acuario Michin, de manera que en conjunto con el Zoológico Guadalajara, próximamente será la sede del congreso AZCARPM 2017 (Asociación de zoológicos, criaderos y acuarios de México A.C. ) que se realizará del 13 al 17 Noviembre. Se trata de un foro en el que se establecen, facilitan y acreditan formas para la implementación de operación de estos lugares, además en alianza con la CONANP (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas) a finales del mes de Septiembre otorgarán recorridos gratuitos a niños de escasos recursos.

Plantean incubar antes que capturar

Lo que queremos lograr en Acuario Michin con la reproducción de especies en cautiverio es poblar nuestros tanques con nuestros propios peces, no tener que comprarlos a otros acuarios y sobre todo no capturarlos de la naturaleza”, comentó Jorge de la Barrera, jefe del tiburonario de este parque, respecto a la visión bajo la cual trabaja esta área del parque.

El tiburonario de Michin es para especies mexicanas y extranjeras, “tenemos un programa de reproducción de Estados Unidos a los que pertenecen por ejemplo Tiburones puntas negras. El tanque está diseñado para cualquier especie, lo que lo hace particular respecto a otros acuarios del país es el sistema de soporte de vida que está dentro de los mejores estándares de tecnología europea. Somos los primeros en traerlo a México. Son unos equipos de muy buena calidad”, dijo el experto y agregó: Hemos incubado huevos, con parámetros que marca la bibliografía y hemos monitoreado a tal punto el proceso que ha resultado exitoso.

Por otro lado, Juan Carlos Lehmann jefe del área técnica comentó que, no se conciben como un ente que desee estar ajeno a lo que realizan otras instituciones e instancias gubernamentales por eso es que en el caso de la incubación de ajolotes el motivo es reforzar la investigación a escala nacional que se desarrolla respecto a esta particular especie. “Es una forma de concientizar sobre nuestra relación con el medio ambiente. Hay mucha gente que no conoce el ajolote, no sabe que existe se entera cuando lo ve en nuestras exhibiciones, aquí está el ajolote y su medio está extinto es algo en México, afectamos directamente, eso clava a mucha gente una espinita, queremos que reflexione y que desee aportar algo positivo en la conservación de nuestro entorno”.

El experto agregó: “Llevamos un registro de lo que hacemos bien y lo hacemos mal, si hay una institución que nos pregunta cómo se obtuve el éxito en la reproducción de cierta especie tenemos los parámetros para detectar qué fue lo exitoso en el proceso. Actualmente recién incubamos huevos de tiburón cornudo. Es una especie que se da en la zona de Baja California, no tiene valor comercial como otros por su tamaño y su sabor, pero es importante conservarlo. Nuestra filosofía es educar y decir que no podemos prescindir de ninguna especie, conservarlos y tener un acervo genético de ellos para su estudio”.

El experto recordó que el pasado 22 de agosto nacieron diez camaleones de Jackson una especie ovovivípara, que presenta un período de gestación de 7 a 9 meses. Las crías alcanzan la madurez sexual a los 9 meses de edad.

MC