Nominan a mexicano a premio ecológico Panda Awards

El biólogo de la UNAM Rodrigo Medellín protagonizó “El Bat Man de México”, un documental sobre la conservación de los murciélagos; el premio ecológico es el más prestigioso del cine y la tv.
Rodrigo Medellín es investigador titular del Instituto de Ecología de la UNAM.
Rodrigo Medellín es investigador titular del Instituto de Ecología de la UNAM. (www.ecologia.unam.mx)

Ciudad de México

El biólogo Rodrigo Medellín, quien protagonizó el documental de la BBC “El Bat Man de México”, que narra una vida de trabajo dedicada a la conservación de los murciélagos, fue nominado al Panda Awards, el más prestigioso premio ecológico de cine y televisión.

“Hoy que he sido reconocido tengo que trabajar el doble o el triple. Cuando tienes la atención del público es cuando debes redoblar tus esfuerzos, actuar de manera más responsable para demostrar que tu trabajo está teniendo un impacto positivo en los murciélagos”, afirmó el investigador titular del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En entrevista con Notimex, el científico señaló que su mensaje está “alcanzando a muchos millones de personas a través del documental de la BBC para que cambien su percepción de los murciélagos”.

El documental, narrado por la eminencia en temas de la Naturaleza, el británico David Attenborough, está nominado en una de las categorías de los Panda Awards, conocido como el Óscar Verde en el marco del Festival “Wildscreen Film Festival”, en la ciudad inglesa de Bristol.

“La triste mala fama que tienen los murciélagos es completamente infundada. La gente no los quiere, los mata, dinamitan sus cuevas, les tiran de pedradas, los ponen a fumar, sin saber que al tratar así a estos aliados de la noche también están arruinando el medio ambiente”, argumentó el experto en murciélagos, cuya pasión comenzó durante su niñez cuando adquirió sus primeros ejemplares.

El investigador de la UNAM explicó que el murciélago es el segundo grupo más diverso de los mamíferos. Existen mil 250 especies en el mundo, de las cuales 138 viven en México.

Pero pocos saben que el murciélago es un aliado nocturno del hombre que ayuda al control de plagas, dispersión de semillas y polinización de árboles y plantas como el famoso agave tequilero.

“El último taco que te comiste se lo debes a los murciélagos, el esquite, y todo el maíz que comemos se los debemos a los murciélagos porque son grandes controladores de plagas”, señaló.

En el norte del país “cada millón de murciélagos destruye diez toneladas de insectos cada noche. Si de la noche a la mañana desaparecieran los murciélagos en tres meses ya no tendríamos cosecha”, advirtió el académico de la UNAM.

Además, el llamado murciélago tequilero o magueyero “es el responsable de que hoy tengamos el tequila porque esos murciélagos son los polinizadores del agave”, aseguró el investigador.

Señaló que están trabajando con la industria tequilera y mezcalera para que dejen florecer uno o dos por ciento de los agaves “para que los murciélagos los visiten, polinicen y de esta forma aumente la diversidad genética y la resistencia a las enfermedades”.

Cuando florece el largo tallo de flores conocido como quiote, los murciélagos transportan el polen, como lo hacen las aves “pero lo hacen durante la noche y de manera más efectiva”.

El Instituto de Ecología de la UNAM le va a poner una etiqueta a cada botella de tequila con la leyenda “amigable con los murciélagos” para que la gente se concientice de la importancia de este temido mamífero.

Recordó que hoy hace un año la Secretaría de Medio Ambiente de México, “declaró recuperado al murciélago magueyero, después de 20 años de trabajo de conservación” una especie que estaba en peligro de extinción.

El académico de la UNAM recibió en 2012 el premio Whitley del Fondo para la Naturaleza de manos de la princesa Ana, hija de la reina Isabel II, además de que en 2008 fue galardonado con el premio Rolex.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) designó al biólogo mexicano en 2012 “embajador de los murciélagos” junto con un académico estadunidense y un británico, por su contribución a la recuperación y conservación de esta especie animal.