PERFIL: Eduardo Mendoza, el nuevo clásico contemporáneo

El ganador del Premio Cervantes 2016 es un revolucionario de las letras españolas, favorito de los cineastas y predilecto de los lectores.
Eduardo Mendoza, ganador del Premio Cervantes 2016
Eduardo Mendoza, ganador del Premio Cervantes 2016 (EFE)

Ciudad de México

En 1975, un joven de 32 años deslumbró a España con la novela La verdad sobre el caso Savolta. Por ese libro recibió el Premio de la Crítica y con ella inauguró una nueva era en la narrativa española.

TE RECOMENDAMOS: El español Eduardo Mendoza gana el Premio Cervantes 2016

A la fecha, el inventario literario de Eduardo Mendoza suma 15 novelas, dos libros de relatos, dos obras de teatro y cuatro ensayos.
Capaz de ganarse los elogios de la crítica y el gran público, el ganador del Premio Cervantes 2016 —nacido en Barcelona en 1943— se ha consolidado como un clásico la narrativa contemporánea española.  

Mendoza ejerce una lengua literaria llena de sutilezas e ironía.


Antes de comenzar su actividad literaria, Mendoza se dedicó a la diplomacia internacional: luego de graduarse en Derecho por la Universidad de Barcelona y vivir en Londres durante un año, ejerció como traductor de la ONU en Nueva York entre 1973 y 1982. Fue ahí donde germinó su actividad literaria.  

En 1975 publicó La verdad sobre el caso Savolta, su primera novela, que cuatro años más tarde sería adaptada a la gran pantalla en una versión del español Antonio Drove. Mendoza había pensado en nombrar a su ópera prima Los soldados de Cataluña, pero la censura del gobierno franquista lo obligó a cambiarlo. Franco murió unos meses después de la publicación del libro; un año más tarde, recibió el Premio de la Crítica.

El misterio de la cripta embrujada, su siguiente novela, fue también un libro inaugural. Con ella estrenó su famosa serie del detective anónimo, que se completa con cuatro textos más: El laberinto de las aceitunas (1982), La aventura del tocador de señoras (2001),El enredo de la bolsa y la vida  (2012) y El secreto de la modelo extraviada (2015). Esta serie le ha valido, al mismo tiempo, el éxito literario y comercial.

Con el humor como estandarte literario, Mendoza se ha convertido en un consentido de los realizadores. Varios de sus libros han sido adaptados al cine. Entre ellas destaca La ciudad de los prodigios (1986), a cargo del director Mario Camus (1999)

El premio Cervantes 2016 parece una cúspide entre los reconocimientos que ha recibido: además del Premio de la Crítica por su primera novela, en 2007 obtuvo el premio José Manuel Lara por Mauricio o las elecciones primarias, en 2010 le otorgaron el premio Planeta por Riña de Gatosy en 2013 recibió el de la Generalitat de Cataluña.

No deja de ser notable su labor como traductor. Edward Morgan Forster, William Shakespeare y Lord Byron son algunos de los autores que han pasado al español a través de sus ojos.

El jurado del Cervantes 2016 —conformado por los últimos dos ganadores Fernando del Paso y Juan Goytisolo, entre otros— decretó que Mendoza recibía el premio por haber fundado una "nueva etapa en la narrativa española" que le devolvió al lector "el goce por el relato" con una lengua literaria "llena de sutilezas e ironía".


ASS