Preguntas para joder al vecino

¿Cuál es considerado “el club nocturno más exclusivo” del mundo?, descúbrelo aquí.
Preguntas para joder al vecino.
(AFP)

Ciudad de México

PREGUNTAS PARA JODER AL VECINO


1. ¿Qué disfraces han utilizado algunos hampones para perpetrar asaltos en México en los meses recientes?

2. ¿Cuál es considerado “el club nocturno más exclusivo” del mundo?

3. ¿Cuáles son algunas de las celebridades que han sido clientes del Annabel’s?

4. ¿Cuál es el apodo de la actriz de comedia Julia Louis-Dreyfus?

5. Según el escritor francés Franҫoise Le Rochefoucald, ¿cuáles son las tres clases de ignorancia?

6. Y a decir del gurú de los reporteros, el polaco Richard Kapuscinski, ¿en qué consiste el trabajo de los periodistas?

7. ¿Cuánto pagó la CIA a dos psicólogos que diseñaron las “novedosas” técnicas de “indefensión aprendida”, como llamaron a sofisticados métodos de tortura?

8. ¿Según Forbes, cuál es el deportista inglés que más ingresos reporta por contratos publicitarios?

9. ¿Quién dijo: “No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su tiempo”?

10. ¿En qué consiste la felicidad para León Tolstoi?


Respuestas

1. Los cacos se han vestido de zombi, momia, Chucky, custodios de empresas de traslados de valores, payasos, Batman y Hombre Araña.

2. El Annabel’s ubicado en Londres.

3. Frank Sinatra, Madonna, Liz Taylor, Lady Gaga, Emma Watson e incluso la Reina Isabel.

4. A la entrañable Elaine de la exitosa Seinfield, la apodan “Little Yum Yum”, como una canción infantil, ya que mide 1.60 metros.

5. “No saber lo que se debiera, saber mal lo que se sabe y saber lo que no debiera saberse”.

6. “No en pisar cucarachas, sino en prender la luz para que la gente vea como corren”.

7. James Mitchell y Bruce Jessen cobraron 80 millones de dólares por la chambita.

8. El futbolista del Real Madrid, Gareth Bale, quien gana alrededor de 30 millones de euros al año, por delante del campeón de la Fórmula 1, Lewis Hamilton, y del golfista Rory Mcllroy.

9. El escritor Víctor Hugo.

10. “En qué sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo”. Idea que, por cierto, ahora aparece refriteada en muchos libros de autoayuda.