• Regístrate
Estás leyendo: El Prado expone 75 por ciento de la obra conservada de El Bosco
Comparte esta noticia

El Prado expone 75 por ciento de la obra conservada de El Bosco

El Museo del Prado ha logrado reunir más de 75 por ciento de la producción conservada de El Bosco para la gran exposición dedicada al maestro holandés con motivo del quinto centenario de su muerte.

Publicidad
Publicidad

El Museo del Prado ha logrado reunir más de 75 por ciento de la producción conservada de El Bosco para la gran exposición dedicada al maestro holandés con motivo del quinto centenario de su muerte, que a partir de hoy mostrará al público su mundo onírico y cargado de misterio.

Los reyes de España, acompañados de la princesa Beatriz de Holanda, fueron los encargados de inaugurar ayer una muestra compuesta por las seis obras que posee el Prado, dos cedidas por Patrimonio Nacional y la Fundación Lázaro Galdiano y otras llegadas de Berlín, Boston, Filadelfia, Lisboa, Londres, Nueva York, París, Rotterdam, Venecia, Viena o Washington.

En total 21 pinturas y ocho dibujos originales del pintor holandés, pero también grabados, relieves, miniaturas y obras de otros autores que ayudan a comprender la época en la que vivió Jheronimus van Aken (1450-1516).

Una muestra en la que El Prado llevaba 20 años trabajando y que ha estructurado en siete secciones, la primera de ellas dedicada a 's-Hertogenbosch (Bois-le-Duc), la ciudad al norte del ducado de Brabante, en la actual Holanda, en la que nació el artista. Las otras secciones son "Infancia y vida pública de Cristo", "Los santos", "Del Paraíso al Infierno", "El jardín de las delicias", "El mundo y el hombre: Pecados Capitales y obras profanas" y "La Pasión de Cristo".

La estrella de la exposición es El jardín de las Delicias, posiblemente el tríptico más conocido de El Bosco, propiedad del Prado, y que se presenta en todo su esplendor, porque además ahora también se puede apreciar su parte posterior.

Junto a ella se exponen la reflectografía infrarroja y la radiografía de la obra para que los visitantes puedan apreciar los cambios que el artista realizó desde que inició el dibujo hasta que concluyó el cuadro.

La adoración de los magos es otro tríptico que se puede ver por vez primera tras una completa restauración hecha expresamente para la muestra. En torno a él se exponen las Adoraciones de los Magos de Nueva York y Filadelfia y el dibujo de las Bodas de Caná del Museo Louvre, obra de un seguidor. Los trípticos han sido colocados de manera que pueden contemplarse por detrás, algo que hasta ahora no era posible y que constituye una de las muchas novedades de interés de una exposición presentada como un acontecimiento cultural de primera magnitud.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.