• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué tener una librería no es un buen negocio en México?
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 09:06 Hoy

¿Por qué tener una librería no es un buen negocio en México?

Los dueños de Gandhi, EDUCAL y Gonvill explicaron que hay un problema fiscal que complica las operaciones y la fluidez de sus negocios.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Aunque en años recientes se registra un incremento en el promedio de libros leídos por año en México, el acceso a la lectura sigue siendo complicado. Uno de los grandes problemas —aseguran los dueños de librerías— está inevitablemente ligado a un asunto fiscal: quienes adquieren libros están exentos de pagar IVA, pero las librerías aún deben hacerlo.

“Al estar exentos, los gastos que ejercemos como empresas nos impiden compensar el IVA que pagamos por la renta de locales, gasolinas y los gastos operativos. Esto nos genera un gasto extra que no tienen otros negocios”, dijo Tirso Fernando González, director general de Librerías Gonvill, en entrevista con Carlos Puig.

TE RECOMENDAMOS: Y entonces, ¿sirve leer 20 minutos al día?

[OBJECT]Es un tema —dicen— de incongruencia logística: el libro no tiene IVA, pero ese beneficio no se extiende a las librerías. “Si se consolida cada uno de los canales de la cadena, se va a consolidar toda la industria [editorial]”, dice Luis Gerardo Jaramillo, director general de EDUCAL

La solicitud se ha presentado ante el Senado, se ha trabajado con la CANIEM (Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana), “existen estudios de impacto económico, es un trabajo que hemos hecho por más de año y medio”, agrega Jaramillo.

Lo más importante, aseguran, es que no tendría impacto en el consumidor de libros y realizar este cambio ayudaría a que hubiera librerías en lugares donde actualmente no hay.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.