• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué en México vivimos en colonias y no en barrios?
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 16:46 Hoy

¿Por qué en México vivimos en colonias y no en barrios?

Lenguaje

Aunque algunas zonas de la ciudad se denominen Barrios mágicos, el grueso de los hablantes sigue aceptando mejor la forma colonia.
Publicidad
Publicidad

En ninguna otra parte del mundo, la palabra colonia tiene el significado que entendemos los mexicanos al pronunciarla: cada una de las partes en que se dividen los grandes pueblos.

Desde el punto de vista administrativo, la Ciudad de México está dividida en delegaciones (próximas a convertirse en alcaldías), donde casi todas las zonas se llaman colonias, desde las más antiguas, como la Juárez y la Guerrero, hasta las de reciente creación.

Existen, por otro lado, regiones que portan la denominación de barrio —como San Ángel o Santa María la Ribera— gracias a un decreto emitido en 2011 para promover el turismo en la capital. Pareciera que para tener el privilegio de ser barrio, un territorio debe poseer una gran tradición y cierta autonomía cultural.

No existe una razón topográfica o geográfica que exija distinguir entre colonia y barrio, por lo tanto deberíamos estarnos refiriendo a cada uno de esos territorios como barrio Juárez, barrio Narvarte, barrio Del Valle, etcétera. Pero la historia lingüística de México se dicta sola.

                                    Vista aérea histórica de la colonia Condesa

Como suele ser común, la Real Academia Española combate consigo misma para aglutinar en su Diccionario los distintos significados del léxico en las regiones hispanoparlantes.  

En sus primeras nueve definiciones, el DRAE consigna que colonia se refiere a un “conjunto de personas que, procedentes de un territorio, se establecen en otro”, “un territorio fuera de la nación que lo hizo suyo, regido por leyes especiales” o “un conjunto de [personas] naturales de un país, región o provincia que habitan en otro territorio”.

No es sino hasta la definición número diez, que acota: “En una ciudad, barrio (cada una de las partes en que se divide)”.

"Según la tradición de la ciudad originaria, deberían ser 'barrios', pero le llamamos 'colonias' con todo lo ambiguo que tiene el término".

Vicente Quirarte

Escritor

En el caso opuesto, el Diccionario del Español en México (DEM) define colonia en su primera acepción como “cada una de las zonas urbanas que se forma alrededor del centro de una ciudad”. Una descripción que se ajusta mejor a nuestro habla cotidiano.

En una conferencia magistral de 2010 en la UNAM, Vicente Quirarte dio argumentos históricos para sustentar esta variante del léxico mexicano:

En el siglo XIX, “un grupo de franceses que vivían cerca de lo que ahora es el Reloj chino, por la calle de Bucareli, se agrupó más o menos a fines de 1850 y formó la llamada colonia francesa. La gente empezó a llamar así a ese barrio [haciendo uso de la primera definición del DRAE]. Después una corriente ultranacionalista le cambió el nombre a México Nuevo, pero la palabra colonia ya había progresado y de ahí en adelante a todos los barrios se les comenzó a llamar colonia”.

                             Una de las icónicas esquinas de la colonia Roma


En sus Minucias del lenguaje, José G. Moreno de Alba ofrece —como siempre— una explicación puntual del fenómeno: 

“El origen de la voz colonia para designar asentamientos humanos o divisiones del suelo urbano puede explicarse quizá como una extensión de algunos valores conocidos del vocablo: 'gente que se establece en un territorio inculto de su mismo país para poblarlo (y cultivarlo)'. O bien: 'conjunto de los naturales de un país, región o provincia que habitan en otro territorio' (la colonia francesa en México, por ejemplo)”.

¿La primera colonia de la CdMx?
Quirarte aseguró que la primera colonia mexicana de la Ciudad de México fue la Guerrero, en 1867 —año de la victoria de la República—, pero Israel Katzman, arquitecto e historiador nacionalizado mexicano, escribió en su libro 'Arquitectura del siglo XIX en México' que "para 1861 ya se había trazado la primera colonia, Santa María la Ribera, y apenas se habían construido en ella las primeras treinta casas".
ASS


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.