Poniatowska recibe Medalla Bellas Artes

La autora, quien recibió el galardón acompañada de Juan Ramón de la Fuente, Juan Villoro, dijo que le "cuesta trabajo escribir, porque, definitivamente, escribir es una chinga”.

México

De manos del presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, la escritora, periodista y activista Elena Poniatowska recibió hoy la Medalla Bellas Artes, como un reconocimiento a su obra, que a su vez difunde la cultura mexicana.

Durante la ceremonia celebrada en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, la autora de libros emblemáticos de la segunda mitad del Siglo XX rindió homenaje al amor e hizo referencia a su familia materna, de la cual supo hasta que llegó a México, en 1942, que su apellido era precisamente, Amor.

Acompañada de Héctor Vasconcelos, Juan Ramón de la Fuente, Juan Villoro, Antonio Lazcano, Eduardo Parra y Jacaranda Correa, la autora de Querido Diego, te abraza Quiela (1978) recibió el galardón después de las 19:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

En el acto, Tova y de Teresa puso en relieve que la voz múltiple de la galardonada queda clara al observar los distintos aspectos de su obra. “México es un país al que ella ayudo a levantarse, con la vitalidad de su obra”, mencionó el funcionario.

El responsable de la política cultural de México expuso, además, que “el ejercicio plural en su labor periodística y literaria ha hecho un cuadro polifónico del país” y añadió que ella es capaz de llevar a la palabra escrita aquello que ve y escucha.

“Periodismo y literatura le permiten escribir y hacer paradigmas con un estilo único en el ejercicio de ambas disciplinas. Rendir este homenaje a Elena es reconocer su labor como partícipe de la cultura nacional, en su calidad de protagonista y observadora”, acotó Tovar y de Teresa.

Al tomar el micrófono, Juan Ramón de la Fuente, intelectual y ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), elevó la voz para decir:

“A lo largo de su trayectoria, Elena Poniatowska ha tratado de entender lo que pasa en México, desde que comenzó a aprender el idioma español, por las empleadas domésticas de su hogar en este país, en la residencia que vinieron a ocupar sus familiares al llegar de Europa a la Ciudad de México”.

Previo a la entrega del galardón, durante una charla con los medios de comunicación, la escritora abordó, de manera breve, diversos temas. Se dijo feliz de permanecer viva, aunque reconoció que ese sentimiento se ensombrece al recordar a Juan Rulfo, a quien conoció en 1953, a su amigo Octavio Paz, a su tía Guadalupe Amor y, sobre todo, a José Emilio Pacheco.

“Todos ellos ya están muertos y a mí nada más me falta ´petatearme´”, expresó la también autora de Sansimonsi y El universo o nada. Biografía del estrellero Guillermo Haro.

Mencionó que dentro de los recuerdos que habitan en su memoria, uno, especialmente, es un tesoro. “Me acuerdo de Luis Buñuel, quien también fue amigo de Álvaro Mutis. Su nobleza llegaba al grado de visitarlo cuando Mutis estaba en la cárcel”, refirió Poniatowska, a la vez que recordó que en una de esas visitas, acompañó al cineasta español a la crujía “J” del Palacio de Lecumberri y que hasta “rancho” le tocó.

Poni confesó que prefiere leer que escribir. “Leer me enriquece y me da una vida que no tengo en la cotidianidad. Igual que a Carlos Monsiváis y que a José Emilio Pacheco, me cuesta trabajo escribir, porque, definitivamente, escribir una ´chinga´”.

La Medalla Bellas Artes se otorga desde 1993 y es dirigida a creadores, intérpretes y destacados personajes de la cultura de México, como una distinción por el desarrollo de un trabajo artístico con un claro impacto en beneficio de la promoción y difusión de las artes en el país.