Entre política y literatura se inauguró la FIL 2015

Mil 500 personas asistieron a la entrega del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances a Enrique Vila-Matas, quien habló del "rock n’ roll" lo mismo que de Chernobyl.

Guadalajara

Con la entrega número 24 del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, que este año reconoció al autor barcelonés Enrique Vila-Matas quien recibió la presea de manos de Rafael Tovar y de Teresa, titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), se dio por inaugurado el magno encuentro literario de la Feria Internacional del Libro en su edición 29.

"Es, por tanto, una celebración de la vida y de la cultura. Leyendo a los otros o a uno mismo', escribe Vila-Matas, poco margen veo para estallidos bélicos y mucho en cambio para la capacidad de un hombre para respetar los derechos de otro y viceversa. Nada menos agresivo que un hombre que baja la vista para leer un libro que tiene en sus manos", fueron las palabras que precedieron al momento de la inauguración marcada por Tovar y de Teresa pasadas las 13:00 horas.

La ceremonia, restringida para mil 500 invitados, entre ellos 190 periodistas, contó con los representantes de la Asociación Civil del premio que se entrega desde 1991. En esta edición el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz presidió la mesa de honor junto con el presidente de la Feria Internacional del Libro (FIL), Raúl Padilla López; el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera y los alcaldes de Guadalajara y Zapopan, Enrique Alfaro y Pablo Lemus Navarro, respectivamente.

Tras más de una hora y media de discursos Enrique Vila-Matas emitió uno titulado Futuro, que partió en la tarde de 1948 cuando él nació mientras sonaba la canción de rock and roll "Demasiado pronto para saberlo", hasta los ataques perpetrados en París este año. Se refirió a los emigrantes de la guerra de Siria, "que después de haber arriesgado la vida, ponen pie en tierra en una isla del mediterráneo. Y al pensar en ellos he oído el eco de las voces de los supervivientes, de cómo la gente se adapta a la nueva realidad, una que ya ha sucedido pero aún no se percibe del todo, pero está aquí, entre todos susurra en coro. Ustedes me van a perdonar pero lo que susurran las voces en Chernobyl a gran coro es: futuro".

Con este acto, el año dual entró en su fase final con el programa cultural más grande que el Reino Unido haya desarrollado en México y se pactó con un intercambio de frases. Pues, de ida el rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla propuso usar como lema los próximos nueve días Let it read (déjalo leer) como variante de la estrofa original de la mítica "Let it be", de los Beatles. De vuelta, John Whittingdale, secretario de Cultura del RU, no sólo aceptó sino que a cambio ofreció "Todos hablamos Cultura".

El protocolo inició pocos minutos después de las 11:00 con el discurso de Raúl Padilla, presidente de la feria y de la Asociación Civil de dicho premio, quien dio la bienvenida al Reino Unido como país invitado, al cual se refirió como una "nación protagónica en el desarrollo de la cultura occidental" y más aún subrayó que "si las letras británicas son pilar de la literatura universal, qué decir del pensamiento político, filosófico y científico de este magnífico país que ha sido el catalizador que revolucionó el pensamiento político de las mayores paradigmas de la ciencia".

El presidente de la FIL anticipó que este año se esperan 750 mil visitantes a la feria que celebrará los ochenta años de Fernando del Paso, Premio de Literatura Miguel Cervantes, quien estuvo presente en el evento y recibió una cascada de aplausos por su sola presencia. Finalmente se pronunció a favor de la creación de una secretaría de Cultura de carácter federal.

El futuro de sobrevivir

Enrique Vila-Matas, Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, compartió en rueda de prensa posterior a la entrega del reconocimiento algunas de sus impresiones respecto al futuro y habló sobre el papel que México ha jugado para despertar su inspiración.

"¿Cómo vislumbro el futuro?, supervivencia", respondió el escritor cuando se le preguntó qué piensa vendrá después de los pasados atentados en Francia, tema que tocó en su discurso de premiación."No puedo decir más, porque no soy político", se defendió el literario.

En cuanto al rol que ha tenido México en su carrera, Enrique refirió sin pensarlo, a su novela Lejos de Veracruz, producto de una experiencia que vivió en Xalapa; en cuanto al texto dijo que si bien está ligado a un México lineal, "falso y superficial", ha sido de las mayores inspiraciones que le deja el país.

Además, en su participación el autor también mostró preferencia del internet sobre la televisión, pues dijo esta última es "muy pesada" y llena de mentiras.

Al respecto del futuro que viene para el escritor, éste no compartió proyectos futuros, pero sí dejó algo en claro: "el premio no me va a paralizar".

Con información de Perla Gómez