• Regístrate
Estás leyendo: Plaza de Los Mártires: el lugar del hecho más trágico
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 19:01 Hoy

Plaza de Los Mártires: el lugar del hecho más trágico

Es la aportación de Toluca a la lucha por la Independencia de México.


Publicidad
Publicidad

La aportación más grande que hizo Toluca a la lucha de Independencia de México fue de casi 100 vidas de indígenas, en su mayoría apoyaban a los insurgentes que eran encabezados en la región por José María Oviedo, mencionó el cronista de la capital mexiquense, Gerardo Novo Valencia.

La sangre que corrió por el centro de esta ciudad fue la que le dio nombre a la plaza de Los Mártires, los hombres fueron tomados prisioneros por el español Rosendo Porlier, a quien no le bastó con haber ganado una batalla, sino que les mandó matar de cinco en cinco para que, quienes pasaran por ahí, se percataran de lo que les podría ocurrir si continuaban oponiéndose a la corona española.

Al último índigena le dio un puntapié y le ordenó contarle a los suyos qué es lo que le había ocurrido a los rebeldes. El suceso más trágico ocurrido en Toluca en octubre de 1811 tuvo como antecedente la lucha que ganó el insurgente José María Oviedo en Tenango, a pesar de que los españoles tenían bien resguardado el centro del Valle de Toluca, que era una especie de central de abastos para la Ciudad de México, por lo que que controlarla era vital.

Porlier no estaba dispuesto a que le ganaran otra batalla, así que mandó traer más gente para recuperar a la que había perdió y con ello reforzar su estrategia. Una vez que Oviedo quiso tomar Toluca, se dio cuenta de que todas las entradas y los montes estaban protegidos por los conquistadores.

TE RECOMENDAMOS: Bátiz y Óscar Chávez, en el Palacio de Bellas Artes

El único cerro en el que pudieron refugiarse fue en el que estaba cercano a la entrada de la capital, el Cerro de El Calvario hoy denominado parque Matlazincas, pues los refuerzos de los españoles ya habían tomaron el control absoluto del lugar. Los partes de guerra de esa época dan cuenta de la gran valentía de insurgentes y realistas, quienes eran héroes y villanos según del lado que estuvieran.

La gente de Porlier subía el cerro mientras que sus contrarios les aventaban lo que encontraban para derribarlos, pero el cruce de disparos se prolongó hasta que los insurgentes fueron derrotados. Fue cuando Porlier tomó como prisioneros a 100 hombres y mandó bajarlos por la calle conocida hoy en día como Silviano García (a la que le dieron el nombre de callejón de las Víctimas) dobló en Villada, para luego llevarlos al lugar donde los fusilaría.

Curiosamente era un militar de marina, había ganado muchas batallas en tierra; sin embargo, al querer regresar a su país de origen, Perú, naufragó y perdido en el mar vivió la angustia de saberse en peligro, una pena que seguramente los 99 hombres a los que había mandado fusilar en Toluca, experimentaron un octubre de 1811, expresó Novo Valencia.

KVS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.