• Regístrate
Estás leyendo: Planean ruta turística en Apodaca
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 22:48 Hoy

Planean ruta turística en Apodaca

En el ahora convertido municipio de los parques industriales sobreviven siete ex haciendas o comunidades, destaca el cronista y también secretario del Ayuntamiento, Ramiro Estrada Sánchez.

Publicidad
Publicidad

Gustavo Mendoza Lemus

Tras superar una elevación en la sencilla carretera, dos verdes prados parecen llevar a los visitantes a un pueblo agricultor alejado de todo el bullicio de una metrópoli.

Sin embargo, la calma se irrumpe cuando un avión de gran magnitud va rozando los tejados y nos recuerda que estamos en el poblado de Agua Fría, en el municipio de Apodaca.

En el ahora convertido municipio de los parques industriales sobreviven siete ex haciendas o comunidades, destaca el cronista y también secretario del Ayuntamiento, Ramiro Estrada Sánchez.

Por ello, el municipio planea un recorrido histórico-turístico para que los regiomontanos conozcan la historia de los asentamientos del Antiguo Mezquital, Santa Rosa, Agua Fría, San Miguel, Huinalá, la cabecera municipal o antigua hacienda de San Francisco, y la de Encarnación, de la cual quedan pocos vestigios.

En la reciente edición del Día del Patrimonio de Nuevo León se realizó un recorrido histórico por estos sitios.

La experiencia fue buena para el público, por ello es que se piensa replicar de manera permanente.

"Está la posibilidad de elaborar una ruta turística que toca cada una de estas ex haciendas, donde la séptima es la cabecera municipal, y aunque la comunidad de La Encarnación casi ha desaparecido todavía se puede visitar", refiere Ramiro Estrada Sánchez, secretario del Ayuntamiento.

Respeto por su tradición

Actualmente Apodaca es considerado el municipio más industrializado de México.

Pero aún quedan algunos vestigios del poblado agrícola que fue hasta hace unos cincuenta años.

Las tradiciones y la arquitectura perduran en estas comunidades.

Por ejemplo, a la población de San Miguel se le consideró "el Barrio Antiguo de Apodaca, gracias a la arquitectura vernácula", menciona el cronista.

La gastronomía que tiene como base la leche y los productos lácteos se mantiene en Agua Fría. La venta de quesos y nieves están presentes en su plaza principal, mientras que la lechería del poblado continúa todavía en funciones.

"Se le llamó a Apodaca la capital del queso en Nuevo León. Agua Fría tiene una tradición que incluso los vecinos del municipio desconocen, cada 11 de diciembre las familias recolectan ramas de chaparro prieto, las juntan frente a su casa y por la noche les prenden fuego, es semejante a la tradición del municipio de Higueras, que allá es candelilla", rescata el cronista.

Un tractor circula a baja velocidad por la calle Morelos, y a los alrededores el aroma a empalmes, asado de puerco y arroz sale de los hogares.

Todavía al circular pos las vías del poblado se aprecia el ganado pastando y las grandes quintas protegidas por encinos y mezquites.

Pero con cinco minutos de viajar por la carretera, los grandes fraccionamientos inmobiliarios amenazan ya la tranquilidad de este poblado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.