• Regístrate
Estás leyendo: Pita Amor, una musa por redescubrir
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 08:57 Hoy

Pita Amor, una musa por redescubrir

El Fondo de Cultura Económica publicará su novela "Yo soy mi casa", una historia casi experimental, vanguardista, al tiempo que intimista y casi autobiográfica.
Publicidad
Publicidad

El primer encuentro fue en un hotel de la calle General Prim, en el restaurante, allá por 1990. Allí la esperaba el joven investigador Michael K. Schuessler, aún con una imagen bastante distinta: pensaba en la poeta que había viajado a España y se le había tratado como una verdadera celebridad.

“Y se me acerca una figura realmente alarmante, llena de joyas, encorvada, con un bastón y unos lentes de fondo de botella que ampliaban sus ojos, con una flor marchita pegada a su cabeza y yo no tenía esa imagen de Pita, pero cuando nos sentamos aquello fue un gran deleite, porque durante una hora y media se dedicó a decirme poema tras poema, en una especie de recital improvisado”.

Tenía 23 años Schuessler, hoy doctor en Lenguas y Literaturas Hispánicas, egresado de la Universidad de California, Los Ángeles, y todavía recuerda que para aquel primer encuentro con Guadalupe Teresa Amor Schmidtlein “era joven e inocente”.

“Sabía poco de la Pita que andaba por las calles de la Zona Rosa gritando cosas terriblemente clasistas y, a veces, racistas, pegando de bastonazos a la gente. Yo había estudiado su poesía y había conocido a un señor en Guadalajara que la conoció, pero cuando era joven y muy famosa, en los años 50”.

Pese al impacto de aquel encuentro, o quizá precisamente por ello, a partir de ese momento dedicó buena parte de su tiempo a recuperar la vida y la obra de una escritora a la que considera la undécima musa —la décima musa es Sor Juana Inés de la Cruz—, convencido de que en la poesía de Pita Amor había una absoluta entrega al arte.

“Se me hizo la encarnación de la vida que imita al arte, del arte que imita a la vida, y me asombró estar frente a una genio de la poesía. Su memoria impresionante, inacabable, que sabía mucho de los poemas de García Lorca, de Villaurrutia, de Sor Juana, de ella misma: fue como un caudal totalmente inesperado.

“Pienso que Guadalupe Amor ha sido la poeta mexicana más famosa desde Sor Juana Inés de la Cruz; Guadalupe y su obra lírica clausuran un gran periodo en la poesía en lengua castellana, que empezó a finales del siglo XV, con los versos de Garcilaso de la Vega, y tuvo su primera clausura con Sor Juana”, asegura Schuessler, quien en 1995 publicara La undécima musa. Guadalupe Amor, recuperada en una edición conmemorativa por el centenario del nacimiento de la poeta por el sello Aguilar.

Su pasión

Guadalupe Amor nació el 30 de mayo de 1918 en un caserón de la calle Abraham González 66, la menor de siete hermanos de una familia aristocrática venida a menos, lo que de alguna manera se reflejó en muchos de sus comentarios: “México no me merece, pero me sirve de pedestal, como la columna del Ángel de la Independencia” o “En las letras yo soy todopoderosa, de la A a la Z no hay cerro que se me empine ni cuaco que se me atore. Soy dueña de la tinta americana”.

Contaba con 27 años de edad cuando empezó a escribir. Lo primero fue Yo soy mi casa, para seguir con Puerta obstinada, Círculo de angustia o Polvo: “se unía, por aquellos tiempos, mi belleza a mi genio”, solía decir la escritora, quien fue retratada por artistas como Diego Rivera o Juan Soriano, además que su poesía fuera objeto de elogios de Alfonso Reyes y del mismo Octavio Paz: “Pita Amor tiene más personalidad que todos nosotros juntos, más fuerza que todos los intelectuales reunidos”, dijo alguna vez el Premio Nobel.

“Estamos hablando de una poesía altísima, una poesía mística, que en el firmamento se roza con los versos de estos grandes poetas, todavía tan celebrados. Pita es la última en ejercer este tipo de poesía y, en su momento, fue debidamente reconocida por ese logro. En España, cuando fue a presentar su libro, publicado por Aguilar, la compararon precisamente con Santa Teresa”, asegura Michael K. Schuessler.

De acuerdo con el miembro del Sistema Nacional de Investigadores, el Fondo de Cultura Económica (FCE) va a publicar la novela de Guadalupe Amor, titulada —al igual que el libro de poemas— Yo soy mi casa, “una historia casi experimental, vanguardista, al tiempo de intimista y casi autobiográfica”, además de una de sus obras poéticas más celebradas, Décimas a dios.

“En su momento fue una enorme celebridad y lo triste es que la mayor parte de la gente se ha quedado con la imagen de una señora vieja, excéntrica, incluso violenta”.

Para conmemorar el nacimiento de Pita Amor, se han desarrollado mesas redondas en diversos espacios, en una aproximación que atiende lecturas de autores e investigadores de trayectoria, junto a voces de jóvenes que vienen conociendo su obra, organizadas por la Coordinación Nacional de Literatura del INBA, a las que se sumó la de Artes Visuales con una exposición instalada en la Metrogalería de la estación Bellas Artes del Sistema de Transporte Colectivo: Pita Amor. Una musa atemporal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.