La piroxilina, aportación del IPN al arte mexicano

En la Escuela Superior de Ingeniería fue donde David Alfaro Siqueiros experimentó con la sustancia, la que usó en parte de su producción.
La presea Lázaro Cárdenas y boletos del Metro, parte de la conmemoración.
La presea Lázaro Cárdenas y boletos del Metro, parte de la conmemoración. (Enrique Ordoñes | Cuartoscuro)

México

Sale a la luz una gran historia que por años había permanecido en la memoria de algunos cuantos: con motivo del 80 aniversario del Instituto Politécnico Nacional (IPN) se da a conocer que para crear la piroxilina el muralista David Alfaro Siqueiros trabajó con algunos entusiastas alumnos de la Escuela Superior de Ingeniería de esa institución.

En los talleres de ese recinto educativo, particularmente en las primeras instalaciones del IPN, que se encontraba en aquel entonces en el Casco de Santo Tomás, Siqueiros empezó a experimentar con la piroxilina, compuesto industrial elaborado con lacas de nitrato y celulosa, y que posteriormente utilizaría en gran parte de su producción artística. Lo extraordinario es que hoy en día esos procesos están referidos en los manuales el muralismo, pero muy pocas personas saben cuál fue su origen.

Esta colaboración entre arte y técnica refleja la incesante búsqueda de Siqueiros por la innovación y su afán por experimentar con nuevas propuestas de expresión estética.

Tal anécdota dice Silvia González Calderón directora de Difusión y Fomento a la Cultura del IPN, es una de tantas que forman parte del devenir del IPN, institución educativa, fundada el 1 de enero de 1936, durante el gobierno de Lázaro Cárdenas.

González Calderón precisa a MILENIO que con ese tipo de aportación de carácter cultural, la dirección a su cargo se suma a los festejos conmemorativos por los 80 años del IPN, conformado por más de 176 mil alumnos que acuden a las 98 unidades académicas.

Precisa que esta conmemoración contempla varias actividades artísticas, académicas y culturales, pero sobre todo acciones vinculadas con la difusión de la historia del Instituto Politécnico Nacional. "Vamos a ser muy claros en dar a conocer las aportaciones técnicas y tecnológicas del Instituto, y cómo sigue apoyando al crecimiento del país, contribuyendo al fortalecimiento de la economía nacional. Seremos muy determinantes en las aportaciones tecnológicas que se han dado a través del tiempo, incluidas las contribuciones a nivel artístico, como uso de la piroxilina por parte de Siqueiros".

La labor del IPN en estos 80 años se ha expresado en lo que ya es un importante legado educativo, tecnológico, cultural y artístico.

Invaluable colección

Dentro de la riqueza artística del IPN se encuentra el mural El hombre, amo y no esclavo de la técnica que pintó David Álfaro Siqueiros con piroxilina sobre aluminio en el vestíbulo de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, entre 1951 y 1952.

En la actualidad el IPN cuenta con una invaluable colección de obras de arte, conformadas por pinturas y esculturas, precisa González: "En 80 años nuestro patrimonio asciende a más de mil piezas. Nuestro catálogo lo abre Saturnino Herrán, con un díptico que pintó en 1907; obviamente en esa fecha todavía no estaba creado el Politécnico Nacional como lo conocemos pero esa obra ya estaba en la Escuela de Artes y Oficios, en la de ingeniería Mecánica y Eléctrica".

El acervo artístico, sostiene la funcionaria, es pequeño en comparación con el de otras instituciones, pero tiene piezas increíbles de la historia del arte mexicano, que da cuenta de las diversas corrientes artísticas: "De los artistas contemporáneos tenemos obra de Helen Escobedo, Manuel Felguérez y de Vicente Rojo, con lo que nuestra colección está conformada con grandes piezas. Nosotros hemos engrosando nuestro patrimonio no por adquisición sino por donación".

Dentro de los festejos que se realizarán en el contexto de la conmemoración de los 80 años del Instituto Politécnico Nacional y los 100 de la Esime, el director general del IPN, Enrique Fernández, precisó a MILENIO, algunos de ellos.

Se realizarán homenajes y reconocimientos a artistas y personalidades que tienen una destacada trayectoria en el ámbito de la cultura nacional: María Luisa Mendoza, La China Mendoza (literatura), Óscar Chávez (música), Pedro Meyer (fotógrafo), Adolfo Mexiac (pintura), María Luisa Tamez (soprano y mezzo) e Yvonne Domenge (escultura).

Asimismo, se contempla la Ceremonia de entrega de la presea Lázaro Cárdenas, y en esta ocasión, se emitirán boletos del Metro, una estampilla postal conmemorativa, y la presentación del billete de lotería alusivo a los festejos.

Como cada año se desarrollará la Feria Internacional del Libro IPN, al tiempo que se organizarán foros y conferencias sobre las "Aportaciones del Politécnico Nacional al Desarrollo Industrial, Tecnológico y Social de México", en el que participarán distinguidos egresados del IPN.

Y por primera vez, en el Instituto se otorgará la distinción del doctorado honoris causa.