Mi línea de dibujante sigue siendo perfecta: José Luis Cuevas

El pintor, dibujante, escultor e ilustrador, quien hoy cumple 85 años, asegura que es un gran consuelo que sigue activo, trabajando y creando y dijo que su pulso aún lo tiene firme.
José Luis Cuevas
José Luis Cuevas (Especial)

Ciudad de México

En la plenitud de su carrera, el dibujante, pintor, escultor, grabado e ilustrador, José Luis Cuevas, quien este 26 de febrero cumple 85 años de edad, y quien es conocido como el eterno enfant terrible de la pintura mexicana, dice: “Nunca pensé llegar a una edad tan avanzada. Cuando era adolescente me imaginaba que no llegaría a los 30 años. Pero he llegado a los 85 y me angustia la idea de cumplirlos. Pero también llego a más de 70 de estar activo y trabajando sin parar: el pulso lo tengo firme y mi línea de dibujante sigue siendo perfecta.

En un comunicado de la Secretaría de Cultura, el artista dice que “Cuando se llegan a cumplir tantos años es como si se tuviera una enfermedad incurable, porque la perspectiva de morir en cualquier momento aparece. A mi esposa Beatriz del Carmen siempre le digo: ‘Cuando me vaya no dejaré de amarte ni de dibujar; no pasará un día sin que lo haga’”.

Sin embargo, José Luis Cuevas no piensa frecuentemente en la muerte, pero sí en trabajar: “Es un gran consuelo saber que sigo activo, trabajando y creando, de tal forma que mi próxima exposición reúne obra realizada en menos de un año.

“Mi relación con Beatriz del Carmen ha sido perfecta, pues los años pasan y no hemos agotado los temas de nuestras conversaciones. El amor, sin duda, es lo que me ha llevado a no dejar de producir obras en diferentes técnicas.

“En mis trabajos siempre hay algo nuevo que presentar. No cabe duda, el amor hacia Beatriz del Carmen me ha llevado a aplicar el color en muchas de mis obras. Los dibujos, en su mayoría, están acuarelados con colores tenues; diría que son los tonos del amor, y lo mismo podría decir de aquellas pinturas que he realizado en los últimos años, porque con ella descubrí el color del amor”.

Reconoce que en su producción reciente abunda la pintura, cuadros que fueron hechos “desde que mi esposa y yo estamos juntos”, y es que, lo ha dicho muchas veces: “Con Beatriz conocí el color aplicado en telas de gran formato: amor y trabajo”.

Uno de los orgullos inocultables del creador es el museo que lleva su nombre y que pronto cumplirá 25 años de existencia y de mostrar su obra, pero también la de importantes artistas contemporáneos.

Al respeto, comenta: “Creo que el Museo José Luis Cuevas es, sin duda alguna, el más bello de la Ciudad de México. Desde que lo inauguramos, constantemente se han hecho exposiciones de artistas de diferentes países, aunque con preferencia a los mexicanos. Y desde sus inicios mis obras se han presentado de forma permanente, y nuevas cada año. Pienso, con cierta angustia, que la que se abrirá el 3 marzo de este año sea probablemente la última mía.

“Para el futuro inmediato no soy muy optimista porque, ya lo dije, más que proyectos de vida lo que quiero es que hasta el último momento de mi existencia no haya perdido mi vocación por el arte. Como dicen los actores que quisieran morir en el escenario, yo diría que lo que deseo es trabajar hasta el último momento de mi vida”.

Enseguida reflexiona: “¿Cuál será mi último dibujo? Es algo que me pregunto con frecuencia... Cuando llegue el final quiero ser mi última obra, y hacerla sin poner fecha, porque será la última por lo que viene después, que es el silencio”.

Finalmente, expresa. “Desde luego que celebraré mi cumpleaños 85. Es conocido el hecho de que mis cumpleaños se celebraban con grandes fiestas a las que venían  amigos entrañables.

“Ahora pienso que no hay mucho que festejar y lo único que haré es ir a un buen restaurante con mis amigos cercanos. Sin embargo, debo decir que siento nostalgia por aquellos años en los que había grandes fiestas. Ahora descubro que la mayoría de esos amigos ya han muerto.

“Y sí habrá exposición de cumpleaños. Se inaugurará el 3 de marzo en el Museo José Luis Cuevas. Está formada por mi obra reciente, hecha en un año. Se exhibirán 170 dibujos y nueve esculturas”.