Museo holandés retiene piezas reclamadas por Crimea y Ucrania

El Museo Allard Pierson decidió conservar las piezas de oro que le fueron cedidas para una exposición, hasta que ambas partes lleguen a un acuerdo o exista un fallo judicial sobre la disputa.
Pieza que forma parte de la exposición "Crimea: oro y secretos del Mar Negro".
Pieza que forma parte de la exposición "Crimea: oro y secretos del Mar Negro", misma que llegó en febrero a Amsterdam. (AP)

Amsterdam

El Museo Allard Pierson de Amsterdam decidió mantener las piezas que le fueron cedidas para la exposición "Crimea: oro y secretos del Mar Negro" que reclaman tanto Ucrania como Crimea, hasta que ambas partes lleguen a un acuerdo o exista un fallo judicial firme sobre la disputa.

"El Museo Allard Pierson ha decidido, por el momento, no tomar ninguna decisión sobre a cuál de las partes debe entregarse los objetos en disputa", anunció la institución en un comunicado, en el que señala que "acatará un fallo de un juez o un árbitro cualificados, o un acuerdo entre las partes".

El pasado febrero, los tesoros arqueológicos que forman parte de la muestra llegaron a Holanda, tras lo que estaba previsto su devolución en agosto a la capital de Ucrania, desde la que retornarían a los cinco museos de los que proceden, cuatro de ellos situados en la península de Crimea.

Tras la anexión de Crimea por parte de Rusia en marzo dio comienzo a la disputa por la propiedad de las piezas, entre las que se incluyen "artefactos impresionantes hechos en oro, como una vaina y un casco ceremonial, y un sinnúmero de piedras preciosas", según la institución arqueológica.

Los cuatro museos basados en Crimea exigen que los objetos arqueológicos que fueron prestados les sean devueltos directamente una vez concluya la muestra, mientras que el Ministerio de Cultura de Ucrania afirma que estos objetos son propiedad del Estado ucranio y deben ser devueltos a Kiev.

El museo Allard Pierson reconoció que esta situación es "única y compleja", por lo que inició un análisis para decidir cómo proceder sobre la base de la legislación competente y de las normas internacionales.

Sin embargo, "los resultados de esta investigación no han permitido al museo Allard Pierson tomar una decisión y respaldar la reclamación de una de las dos partes en concreto", indicó la institución, que consideró que sea cual sea su elección, "es casi seguro que resultará en una demanda de la otra parte, un riesgo importante para el museo".

Por lo tanto, los responsables del museo han decido almacenar "de forma segura" los objetos en disputa, hasta que la situación se aclare, añadieron.