• Regístrate
Estás leyendo: Persiste discriminación laboral en contratación de empleados
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 04:06 Hoy

Persiste discriminación laboral en contratación de empleados

En seis años y medio el Conapred ha recibido 2 mil 222 reclamaciones.

Publicidad
Publicidad

Alexandra Hass, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), afirmó que persiste la discriminación en las empresas para contratar y ascender personal. Las quejas y reclamaciones en materia laboral que han recibido en seis años y medio son 2 mil 935 (2 mil 222 contra particulares y 713 contra servidores públicos).

El mayor número de quejas laborales en la IP son por embarazo (630); seguidas por discriminación por género (369), preferencia u orientación sexual (244), origen étnico (79) y ejercer la maternidad (62).

En entrevista, previo a su participación en MILENIO Foros: Derechos Humanos y Empresas, Hass señaló que las compañías tienen una agenda de derechos humanos que deben cumplir, porque lo peor que pueden hacer “es buscar talento con sesgos, pensar que una mujer en edad reproductiva no puede ser capaz y competente... aún hay muchos prejuicios que derivan de esta visión”.

El trabajo que las empresas ofrecen a las personas, aseguró Hass, debe cumplir con derechos laborales de ser digno y con oportunidades, porque en la actualidad, reconoció hay prácticas reiteradas, como solicitarles a las mujeres el certificado de no gravidez o pedirles a las personas que no tengan VIH y excluye de manera absoluta a las personas con discapacidad.

Ante la responsabilidad del sector privado en materia de derechos humanos, Conapred se ha enfocado al tema laboral, en específico en donde se dan muchos casos de discriminación. La mayoría de las quejas son por no cumplimiento de las empresas con lo establecido en la legislación laboral.

Por eso, el Conapred trabaja con empresas para que tengan una visión de inclusión y esto las haga más competitivas. Y agregó que en los últimos tiempos las empresas se empiezan a dar cuenta que el no discriminar es su responsabilidad.

“Hemos tenido ejemplos interesantes de empresas que llegan a nosotros por quejas y se dan cuenta que la inclusión les conviene, no solo por cumplir moral y legalmente, sino por un beneficio propio porque genera competitividad. En los ambientes de trabajo donde hay más inclusión hay ideas distintas, eso hace que haya mayor capacidad”, consideró Hass.

Destacó que las empresas han mostrado interés en capacitarse para estar calificadas en el respeto a los derechos humanos y evitar la discriminación y, hasta el momento, han certificado a 202 centros de trabajo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.