Como perros amaestrados, algunos humanos

"La paz perpetua" se presentará en el Complejo Cultural Universitario, como parte del Festival Internacional de Teatro Héctor Azar

Puebla

Tres perros que están siendo amaestrados para servir en la "élite antiterrorista", nos sirven de espejo para mostrar cómo somos o podemos llegar a ser los seres humanos, afirma en entrevista la directora de "La paz perpetua", Mariana Jiménez; la obra de teatro será presentada hoy, a las siete y media de la noche La Compañía Nacional de Teatro en el Complejo Cultural Universitario de la BUAP, como parte de la tercera edición del Festival Internacional de Teatro Puebla "Héctor Azar" 2013 que concluirá mañana, después de haber iniciado el pasado viernes 15. La entrada será gratis para el público, que deberá llegar con antelación, pues la entrada es limitada al número de lugares del sitio.

Jiménez recordó que el montaje tiene dos años en temporada y ha sido presentada, además del Distrito Federal, donde está la sede la compañía nacional, en Texcoco, en Miami, Estados Unidos y ahora en Puebla: "El autor es un dramaturgo español joven, que además de escribir para el teatro es filósofo y matemático, Juan Mayorga, quien cuestiona mediante la fábula del trío de canes, cuestiones tan importantes para la humanidad como los derechos humanos, la libertad de expresión y la democracia".

La directora, quien también es actriz de la Compañía Nacional de Teatro, reveló que a diferencia de montajes como "El círculo de cal", dirigido por Luis de Tavira, director del grupo, con 36 actores en escena, el montaje que veremos hoy reduce a lo mínimo los elementos en escena, que sólo son tres sillas, con cinco actores. "La respuesta del público ha sido muy receptiva. Al acabar las funciones siempre hemos tenido gente que se acerca a nosotros para comentarnos la obra, lo que les dejó, cómo se quedan después de verla", reveló Mariana Jiménez.

Los actores que participan en "La paz perpetua" son Enrique Arreola, Marco Antonio García, Óscar Narváez, Andrés Weiss y Eduardo Candás; el dispositivo escénico, vestuario e iluminación son de Estela Fagoaga, Ignacio Ferreyra y Mauricio Eduardo D'León.