Guerra por minerales, su visión del caso Ayotzinapa

Félix Santana Ángeles, Miguel Ángel Alvarado y Francisco Cruz narran su investigación de la muerte de uno de los normalistas.
El material será dado a conocer oficialmente en la FIL el domingo 23
El material será dado a conocer oficialmente en la FIL el domingo 23 (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Un teléfono celular era la pista no abordada por el resto de las investigaciones sobre el caso Ayotzinapa.

Fue un grupo de periodistas conformado por Félix Santana Ángeles, Miguel Ángel Alvarado y Francisco Cruz, el que encontró un nuevo camino a seguir para investigar qué pasó en el crimen del normalista Julio César Mondragón Fontes, quien sufrió un salvaje acto de tortura en su rostro.

El resultado de la investigación propuesto en el libro La guerra que nos ocultan (Ed. Temas de hoy) va más allá de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, pues alcanza a mandos militares y a una guerra por el control de los recursos mineros de Guerrero.

Francisco Cruz explica en entrevista que al rastrear el teléfono celular de Julio César Mondragón Fontes descubrieron que el aparato siguió en funciones hasta seis meses después.

"Nosotros encontramos el rastro del teléfono y lo seguimos. A él lo asesinan el 27 de septiembre del 2014, pero el teléfono continúo funcionando hasta abril del 2015 (...) durante meses alguien tuvo en secreto ése teléfono", apunta Cruz en entrevista.

El rastro llega hasta llamadas que se realizaron desde el Campo Militar número 1 y a las instalaciones del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

"¿Quién tiene acceso al Campo Militar número 1 o al Cisen? Nadie, sólo los militares".

La historia que los investigadores perseguían llegó más allá. Se encontraron con los grupos de crimen ligados a empresas de extracción de titanio y uranio, recursos minerales muy presentes en la zona.

Este tema, de la apropiación de los recursos y sus nexos con el crimen, tendría impacto en el norte de México, señalan.

"El sur de Tamaulipas hay grandes yacimientos de Uranio, en San Luis Potosí está el exterminio minero, junto a Zacatecas. Los líderes sociales en Guerrero, Oaxaca y Michoacán están muertos, todos ligados a la lucha contra los grupos mineros", apunta Cruz.

La guerra que nos ocultan se presenta en la Sala C a las 16:30 el domingo 23 de octubre en la Feria Internacional del Libro de Monterrey.