Pérez Prado: baile por un trasplante

Además de celebrar el centenario del creador del “Mambo número 5”, “Qué rico mambo”, entre otros éxitos, así como los diez años de "Salsajazzeando", el baile apoya una causa noble.
Todo lo recaudado será donado para intervenciones de riñón.
Todo lo recaudado será donado para intervenciones de riñón. (Especial)

Hace casi 70 años, en una entrevista realizada en Nueva York, Dámaso Pérez Prado anunciaba: “Estoy preparando un estilo musical nuevo que creo que va a gustar mucho: el son mambo”. El nombre se acortó a mambo y conquistó al mundo por su exuberancia y vivacidad, sonido que mantiene con vida la Orquesta de Pérez Prado Los Reyes del Mambo, que encabezará el Baile por un trasplante, a celebrarse el 10 de diciembre a las siete de la noche en el Salón Los Ángeles.

El baile, que se celebrará un día antes del centenario del padre del mambo, tiene fines altruistas, explica Deborah Holtz, quien, además de su pasión como editora de libros, es una gran difusora de la música afrocaribeña en sus diversas vertientes, inicialmente con su programa Salsamanía en Rock 101 y, desde hace diez años con Salsajazzeando, que se transmite todos los sábados de dos a cuatro de la tarde en Horizonte Jazz del Instituto Mexicano de la Radio.

Además de celebrar el centenario del creador del “Mambo número 5”, “Qué rico mambo”, “Cerezo rosa” y “Mambo del ruletero”, entre otros éxitos, así como los diez años de Salsajazzeando, el baile apoya una causa noble: todo lo que se recaude por concepto de entradas servirá para apoyar trasplantes de riñón para personas de escasos recursos a través de un programa del Club Rotario. Todo será multiplicado, indica Holtz, directora de Trilce Ediciones: “Por cada peso que se reúna, el Club Rotarios de Cuajimalpa pondrá otro, la Asociación de Rotarios México uno y la de Estados Unidos otro, por lo que cada peso será multiplicado por cuatro. Ojalá logremos reunir con esto lo equivalente a diez trasplantes de hígado”.

Además de Los Reyes del Mambo, actuarán La Auténtica Sonora Santanera de Gildardo Zárate y Son 14. También habrá exhibición de tres escuelas de baile, un concurso de pachucos y se premiará a los mejores bailarines de mambo. “También se va a anunciar la película sobre Pérez Prado que iniciará su rodaje el próximo año —indica Deborah—. Además de los boletos de 300 pesos, tenemos donativos de mil pesos para la zona VIP”.

A Holtz le ha tocado muy de cerca vivir la angustia de personas que requieren de un trasplante de riñón y no cuentan con recursos: “Hay gente al borde de la muerte que viene a ver a mi padre y con un trasplante vuelven a la vida. Eso equivale a ver un milagro pasar ante tus ojos. Más de la mitad de los trasplantes de donador vivo que se realizan en México se hacen gracias al Club Rotario y el programa que impulsa mi papá, Ignacio Holtz”.