'Pedro Páramo' está más cerca del náhuatl de lo que creíamos

La editorial RM publicó por primera vez una versión en bilingüe del libro de Rulfo, a propósito del centenario de su natalicio, con prólogo de Heriberto Yépez y traducción de Victoriano de la Cruz.
Edición español-náhuatl de 'Pedro Páramo'
Edición español-náhuatl de 'Pedro Páramo' (Foto: Ángel Soto)

Ciudad de México

"Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo". Es uno de los inicios más sutiles y a la vez letales de la literatura hispanoamericana. La trascendencia de esta obra rulfiana es tal, que el libro se ha traducido al náhuatl y se presenta en una edición bilingüe publicada por la editorial RM.

El libro se editó como parte de las celebraciones por el centenario del natalicio de Juan Rulfo. Junto al texto original, se lee la traducción del lingüista y profesor Victoriano de la Cruz.

TE RECOMENDAMOS: En un mes, 'El gallo de oro' de Juan Rulfo es 'best seller' en EU

El libro "tiene un reto para los hablantes del español: que puedan acercarse un poquito más a la traducción de esta literatura", cuenta el lingüista. Algo que está más cerca de lo que estos lectores piensan, ya que hay "más de 4 mil 500 palabras que se usan en el español mexicano provenientes del náhuatl".

"Tenemos un nuevo material para seguir entendiendo cuál es la relación de Rulfo con el habla indígena": Yépez

Comala (traducido como lugar de los comales) es un término que viene del náhuatl, al que se suman otras palabras que remiten a objetos cotidianos, como papalote, o el nombre del personaje al que llaman el Tilcuate.

Además, el profesor relata que en algunos pasajes encontró "ciertas estructuras propias de los pueblos. Ciertos diminutivos se adaptaban perfectamente a la lengua náhuatl", asegura.

Aun así, De la Cruz tuvo la dificultad de encontrar palabras que no tienen su equivalente en el náhuatl, sobre todo las relacionadas con la religión, como aménpurgatorio o Jesucristo.

Tampoco hay que olvidar —apunta— que "el español se considera como una lengua analítica", que separa las diferentes palabras, mientras que el náhuatl es aglutinante, por lo que hubo ciertos problemas para "hacer el calco totalmente del español".

UNA TAREA PENDIENTE

La edición viene con un prólogo del escritor Heriberto Yépez, quien considera que la traducción al náhuatl era una labor pendiente y que va a ayudar a entender la novela desde otra lengua.

Pese a que se suele pensar que con las traducciones se pierde parte del texto original, Yépez considera que se aprende de "un autor a través de las traducciones que se hacen".



En este caso, con una traducción literaria de Pedro Páramo al náhuatl "tenemos un nuevo material para seguir entendiendo cuál es la relación de Rulfo con el habla indígena, campesina, mestiza".

El náhuatl cuenta con más de millón y medio de hablantes

Y es que cuando se compara el texto original con el náhuatl se ven coincidencias en la forma de expresarse y de hacer poesía, como ocurre con la reiteración de las frases y las palabras o con la relación que se traza entre ciertos animales o plantas con lo humano.

Es una obviedad señalar la influencia que tuvo en Rulfo el habla popular; sin embargo, hacer planteamientos sobre la influencia indígena que recibió todavía sigue siendo algo incómodo y no se ha explorado lo suficiente, por lo que esta traducción reaviva esta cuestión, valora el escritor.

Para Yépez, este volumen genera una nueva poesía: "Es muy bello leer a Rulfo así, para mí incluso es conmovedor, emocionante, este encuentro de mundos, porque el náhuatl es una lengua especialmente poética".

De la Cruz, quien fue el responsable de proponer la traducción a la Fundación Juan Rulfo, lamenta que, "quizá por falta de sensibilidad", no se está trabajando en hacer las versiones al náhuatl de textos literarios.

Y es que, opina, "muchas personas tristemente han desprestigiado o no quieren conocer nada de la literatura en lenguas indígenas", pese a que el náhuatl, por ejemplo, cuenta con más de millón y medio de hablantes.

Las editoriales deberían apostarle a la traducción a lenguas indígenas, ya que "al final de cuentas, México es un país multilingüe, multiétnico", reflexiona.


ASS

¡Consigue todas las obras de Juan Rulfo!