• Regístrate
Estás leyendo: Patrimonio dañado por los sismos, prioridad de AMLO
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 14:14 Hoy

Patrimonio dañado por los sismos, prioridad de AMLO

El actual director del INAH ha sido invitado por la futura secretaria federal de Cultura, Alejandra Frausto, a mantenerse en dicho cargo.
Publicidad
Publicidad

Entre los personajes de la cultura que han desfilado por las oficinas de Andrés Manuel López Obrador se encuentra Diego Prieto, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien ha sido invitado por la futura secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, a repetir en el cargo.

En un encuentro con López Obrador, el virtual presidente electo, el antropólogo Diego Prieto le comentó que hasta el momento el gobierno Federal lleva un avance de un 15 por ciento del total de la restauración de los 2 mil 300 inmuebles y monumentos que resultaron afectados por los sismos de 2017 aunque, precisó, están en proceso los trabajos de recuperación de un 45 por ciento del patrimonio dañado.

Este aspecto cobra relevancia cuando uno de los temas prioritarios del nuevo gobierno de López Obrador, de acuerdo con su programa El poder de la cultura, publicado en un libro de bolsillo de 32 páginas y dado a conocer por Frausto hace unas semanas, es atender el patrimonio dañado por los sismos de 2017.

En entrevista con MILENIO, el antropólogo, quien por 27 años se ha desempeñado como investigador del INAH y dos como director de este instituto, refiere que le explicó al equipo de López Obrador que tiene claro “cómo se van a habilitar los fondos: de los seguros del INAH y del Fondo Nacional de Desastres (Fonden). Estaríamos hablando de alrededor de 8 mil 500 millones de pesos de recursos, más otra suma cercana a los mil millones de pesos que tiene que ver con las aportaciones de diversas entidades, tanto públicas, privadas y organismos internacionales”.

¿Cuál es su principal reto tras esta invitación a repetir como director del INAH en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador?

Por ahora tengo la determinación de hacer un cierre muy consistente al frente del INAH, así se lo he expresado tanto a la secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, como a mi amiga Alejandra Frausto, futura secretaria de Cultura. Me honra este ofrecimiento del candidato ganador y virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien tiene una tarea muy importante al conducir el cambio de este país.

¿Qué acciones y qué cambios se prevén para el INAH?


Frausto ha planteado una política cultural transversal, que tiene que ver con la educación, pero también con el turismo, la economía y con el desarrollo regional y urbano. Hay una serie de proyectos que se le han planteado a López Obrador y que sin duda incorporarán al INAH, por ejemplo, participaremos en el proyecto de los Jóvenes Construyendo el Futuro y en el del tren turístico para la Zona Maya.

¿Terminarán en tres años la restauración de los monumentos dañados por los sismos de 2017?

Tenemos el planteamiento de terminar, como se dijo desde un principio, en 2020, probablemente se queden unos cuantos inmuebles sin que se concluya su restauración, en parte porque el INAH cuenta con muy pocos especialistas —entre conservadores, restauradores y expertos en preservación de monumentos—, que no suman ni medio millar.

¿Qué pasará con los arqueólogos, antropólogos, etnólogos, historiadores y arquitectos que llevan entre 10 y 15 años trabajando sin tener una planta laboral?

Frausto ha sido muy clara en el sentido de que la gente conservará su trabajo, en todo caso los ajustes se darán en los niveles superiores. Yo, por ejemplo, ganaré menos, pero estaré más contento: probablemente será el único sueldo que se tenga que bajar del INAH; por lo demás, yo creo que los arqueólogos, los investigadores, los trabajadores de base tienen que estar muy tranquilos, porque Andrés Manuel ha sido enfático en el sentido de que se respetarán los derechos de los trabajadores, pues no hay intención de dejar a nadie sin empleo.

Mucho se ha criticado que las zonas arqueológicas sean utilizadas para grandes conciertos, ¿cambiará esa práctica con el nuevo gobierno?

Para el uso de las zonas arqueológicas hay una ley que lo regula y lo que tenemos que hacer es aprender a que se cumpla la ley, la cual no impide que se hagan actividades culturales y sociales en estos recintos. Hay un protocolo que no permite la explotación de índole privada, pero sí se pueden organizar actividades con el aval de las áreas técnicas como el Consejo de Arqueología y el Consejo de Monumentos Históricos. Como lo ha dicho Andrés Manuel, nada de influyentismo, nada fuera de la ley, nada por encima de la ley, y eso aplica a esta clase de actividades. Las cosas se harán en el INAH respetando los protocolos, las reglas y la obligación de cuidar y dignificar el patrimonio histórico y arqueológico.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.