Aseguran que óvulos pueden patentarse

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea estimó que la célula reproductiva no fecundada, al no ser considerada como embrión, es factible de ser pantentada.
Los expertos solo han probado las dos técnicas en experimentos de laboratorio y con animales.
(Saul Loeb/AFP)

Luxemburgo

Un óvulo estimulado sin fecundación y que no es apto para "convertirse en un ser humano" no puede ser considerado como un embrión y por lo tanto puede ser patentado, estimó el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

El caso lo planteó una empresa de biotecnología británica, International Stem Cell Corporation (ISC), que introdujo dos pedidos de patentamiento ante la Oficina de propiedad intelectual de Gran Bretaña para una tecnología que produce células madre pluripotentes (que pueden transformarse en cualquiera de las células que componen el cuerpo humano) a partir de ovocitos activados partenogenéticamente (es decir el desarrollo de un óvulo sin fecundación).La oficina británica rechazó esa solicitud de patentamiento argumentando que "las invenciones implicaban utilizaciones de embriones humanos e incluso la destrucción de éstos", por lo que no es posible que se le otorgue una patente como lo estipula el derecho europeo.

La empresa impugnó la decisión de la oficina alegando que "puesto que a falta de ADN paterno, el ovocito no es capaz de convertirse en un ser humano".

El abogado general, Pedro Cruz Villalón, sigue la misma línea y propone al Tribunal europeo que excluya de tales organismos la definición de embriones humanos. Las opiniones de los abogados generales no son vinculantes para el TJUE, pero sin embargo en la mayoría de los casos las siguen.

Pero Cruz Villalón señala que se llevaron a cabo con éxito manipulaciones genéticas en ratones por lo que "no se puede excluir a futuro que los partenotes humanos puedan ser modificados genéticamente de tal forma que puedan desarrollarse a término y convertirse en seres humanos".

Por ello aclara que "los partenotes únicamente pueden excluirse del concepto de 'embriones' en la medida en que no hayan sido manipulados genéticamente para ser capaces de convertirse en seres humanos".

También señala que nada impide a los Estados miembros de la UE prohibir el patentamiento de tales organismos "basándose en consideraciones éticas o morales".