Restauran retablo sobre la pasión de Cristo en Tlaxcala

La obra, que mide casi 11 metros de altura, se encuentra bañada en oro y contiene esculturas policromadas que representan a la Virgen Dolorosa y a Jesús Nazareno durante los episodios de la ...
Las esculturas representan a san Joaquín, santa Ana, san José, san Juan Bautista y san Juan Evangelista
Las esculturas representan a san Joaquín, santa Ana, san José, san Juan Bautista y san Juan Evangelista (Notimex)

México

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) concluyeron la restauración de un retablo de más de 300 años de antigüedad que representa la Pasión de Cristo, albergado en el santuario de Nuestra Señora de Ocotlán en Tlaxcala.

La obra, que mide casi 11 metros de altura, se encuentra bañada en oro y contiene esculturas policromadas que representan a la Virgen Dolorosa y a Jesús Nazareno durante los episodios de la "Crucifixión" y "Muerte" de Cristo, informó el INAH, en un comunicado.

La intervención de esta obra reunió a 28 personas, entre talladores, técnicos, arquitectos y ayudantes, bajo la coordinación de la restauradora del Centro INAH Tlaxcala, Claudia Jazziel Lumbreras Delgado.

La coordinadora destacó que el proceso de restauración, que comenzó en mayo y concluyó en diciembre del año pasado, permitió corregir desajustes de paneles, así como trabajos de resane y aplicación de hoja de oro y la sustitución de molduras de algunas tallas que se habían desprendido.

Comentó que paralelamente a la restauración del retablo de la Pasión de Cristo, se inició la atención a la estructura dedicada a la Virgen de Ocotlán, que a la fecha tiene un avance del 50 por ciento.

"Dicha obra es la más antigua del templo, presenta una fina aplicación de hoja de oro y decoración muy detallada a base de flores y conchas. Sus esculturas representan a san Joaquín, santa Ana, san José, san Juan Bautista y san Juan Evangelista", apuntó la restauradora.

Además, señaló que para este año se tiene programado comenzar con la rehabilitación del último retablo del santuario, dedicado a la Virgen de Guadalupe, lo cual se advierte en la técnica de manufactura y la ornamentación.

Por último, Claudia Jazziel Lumbreras dijo que la comunidad de Tlaxcala ha estado atenta del proceso de restauración y que el INAH ofreció charlas a los involucrados en la iglesia sobre cuestiones de conservación y prevención.