El papa no viene a arreglar los problemas: nuncio

El representante del Vaticano en México dice que el viaje no es, “como he leído en la prensa, para solucionar violencia, corrupción o pobreza ni a interferir en política, la visita es pastoral”
Eugenio Lira, vocero de la CEM, y Christophe Pierre, nuncio apostólico.
Eugenio Lira, vocero de la CEM, y Christophe Pierre, nuncio apostólico. (Mario Guzmán/EFE)

México

El nuncio apostólico Christophe Pierre afirmó que el papa no viene a México a solucionar los problemas de violencia, pobreza, corrupción y narcotráfico, tampoco a interferir "ni como un juez", porque su visita es principalmente pastoral; sin embargo, reconoció que algunos de sus mensajes pueden tener incidencia política.

Ayer, en la primera conferencia de prensa que ofrece el comité organizador de la visita papal, el diplomático señaló que no se descarta que el presidente Enrique Peña Nieto asista a algunas de las ceremonias religiosas que presida Francisco; no obstante, "esto no se ha tratado" y agregó que los políticos que lo deseen podrán participar a título personal.

'SANA LAICIDAD'

El nuncio recordó que "el papa va hablar a las personas con un diálogo de fe y eso vale para todos", incluso para los políticos católicos, por lo que, si alguno desea participar en los eventos papales, hay una "sana concepción de la laicidad, hay separación del Estado y la Iglesia, cada uno en su lugar".

Pierre subrayó que el pontífice no va a comentar sobre acontecimientos como la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, ya que no es su papel interferir en la vida política, especialmente de estos acontecimientos".

Y destacó que los mexicanos se preparan para la visita del papa con una inmensa alegría, como en otras visitas papales.

"He podido ver como el pueblo mexicano recibió al papa Benedicto XVI con un calor extraordinario en Guanajuato, hasta el grado que cambió al pontífice porque él se dio cuenta del amor que hay", comentó.

Sobre la reunión que tendrá con familiares de personas desaparecidas, el diplomático precisó que Francisco "no viene como un juez, viene para compartir, encontrar, consolar y, sobre todo, para ayudar a las personas".

Además, agregó, "está enterado de lo que está pasando en México... viene a encontrarse con la pobreza, la migración, la familia y los indígenas".

Tras aclarar que "la visita es pastoral, para ayudarnos a redescubrirnos en nuestra fe", el nuncio apostólico recalcó que Francisco "no viene, como he leído en la prensa, para solucionar la violencia, no tiene esa pretensión de solucionar los problemas".

CUPOS Y BOLETOS

Eugenio Lira, vocero de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y coordinador de la gira papal, informó que el Estado Mayor Presidencial ya informó de los posibles cupos y presentará al Consejo de Presidencia de la CEM las propuestas de cada sede anfitriona.

Primero se les informara a los obispos y una semana después se dará a conocer esa información a los medios de comunicación.

Sobre la distribución de boletos para los actos del pontífice, Lira destacó que "lo importante es que la gente no los va a encontrar en puestos de periódicos, ni supermercados, ni agencias de viajes. Se distribuirán a través de las diócesis y son totalmente gratuitos.

"Cada obispo verá la forma adecuada de distribuir los boletos y se darán más cerca de la fecha, para evitar que se clonen", destacó el vocero de la CEM.

Lira explicó que habrá dos eventos multitudinarios — uno en Ecatepec y otro en Ciudad Juárez—, pero para el resto de los actos los espacios son limitados, razón por la que también están invitado a la gente que quiera ver a Francisco para que participe en las vallas.

GASTOS Y COBERTURA

Lira señaló que para cubrir los gastos de la visita una parte corresponde a los Estados y lo de carácter pastoral a la Iglesia, además de que "el pueblo es el que prepara la visita del papa y da apoyos en especie".

La empresa Chrysler de México, detalló, traerá dos papamóviles de Estados Unidos y tres los fabricará aquí, además de que ayudará a poner todos los vehículos de la comitiva para transportar a los cardenales y obispos.

Respecto a la cobertura de la visita papal, Lira anunció que han solicitado acreditación 4 mil 233 periodistas de prensa nacional y extranjera, por lo que, advirtió, habrá una selección "porque no todos caben".

Sobre la cobertura de imagen destacó que "es un esfuerzo muy grande y entendiendo que no se pueden tener 300 cámaras y fotógrafos", por lo que, abundó, "me van a perdonar otras televisoras, Televisa y Televisión Azteca se han unido y van a transmitir señal limpia a todos los medios".

De esa manera, explicó, los demás podrán "especializar su transmisión con sus propios comentaristas, esa será una forma en la que obtendrán la señal directa limpia".

Además, "en la sala de prensa se verá esa señal directa y limpia en sus hogares. Por ejemplo, algunos medios católicos podrán desde su casa seguir la transmisión, no tienen que estar necesariamente en el lugar, es necesario que se entienda la limitación de los espacios", recalcó.