EU pidió castigar a Villa por invasión a Columbus

Era una condición para reconocer diplomáticamente a México, dice.
El revolucionario mexicano, Francisco Villa.
El revolucionario mexicano, Francisco Villa. (Especial)

México

Distante en su rancho en Chihuahua, la figura de Pancho Villa no dejaba de inquietar a figuras políticas mexicanas y de otros países, cuenta Adolfo Arrioja Vizcaíno, autor del libro La muerte de Pancho Villa y los Tratados de Bucareli (Océano, 2015), en el que sostiene que una de las condiciones para que estos encuentros culminaran con el reconocimiento diplomático de México y la ayuda económica y militar al gobierno de Álvaro Obregón radicaba en el castigo a Villa por la invasión a Columbus.

Sin dejar de reconocer lo polémico de su afirmación, el autor de textos como El sueco que se fue con Pancho Villa, Fray Servando Teresa de Mier y El águila en la alcoba, cuenta que todo se origina a partir de una serie de documentos en su poder, heredados de su abuela paterna, Naborina González Roda, hermana de un abogado diplomático mexicano, Fernando González Roa, quien fue jefe de la delegación mexicana en las conferencias de Bucareli.

"Mi abuela paterna me heredó la versión en inglés, con las firmas autógrafas de todos los comisionados, de las minutas que dieron origen a los Tratados; además, gracias al trabajo del profesor Friedrich Katz, tuve acceso a un cable desclasificado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, en donde se establece que una de las condiciones esenciales para que las conferencias de Bucareli culminaran con el reconocimiento diplomático a nuestro país y la consiguiente ayuda económica y militar al gobierno de Álvaro Obregón, era que se castigara a Villa por la invasión a Columbus".

A partir de esos hechos, Adolfo Arrioja ofrece una narración acerca de los vínculos entre ambos sucesos, desarrollado con base en testimonios que no habían sido objeto de divulgación importante, siendo uno de sus objetivos reconstruir, en la medida en que es posible hacerlo con hechos históricos, la invasión de Villa a Columbus y todos los antecedentes de conspiraciones internacionales, de conflictos políticos que estuvieron involucrados en este suceso.

La intención primordial del escritor con La muerte de Pancho Villa y los Tratados de Bucareli era abordar un nuevo hilo narrativo en la muerte del Centauro del Norte, que no había sido explorado con anterioridad: las conspiraciones internacionales y el papel que las presiones extranjeras y la diplomacia jugaron en su asesinato, y "ese es el enfoque original y novedoso que se le trata de dar a esta cuestión.

"La obra casi coincide con el centenario de la invasión de Villa a Columbus, el 9 de marzo de 1916, lo que los mismos historiadores estadunidenses consideran la única invasión militar que Estados Unidos ha sufrido en su historia en su territorio continental, de ahí mi necesidad de recopilar estos hechos históricos", a decir de Adolfo Arrioja Vizcaíno.