• Regístrate
Estás leyendo: Palinuro de México, una catarsis, un huracán: Elena Poniatowska
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 22:27 Hoy

Palinuro de México, una catarsis, un huracán: Elena Poniatowska

Ayer por la tarde concluyó el coloquio Palinuro a 50 años del 68.
Publicidad
Publicidad

La tarde de ayer Elena Poniatowska ofreció una charla dentro del marco del Coloquio Palinuro de México a 50 años del 68 ante un auditorio Salvador Allende que lució casi lleno. Durante la conferencia estuvieron entre el público Juan Villoro y otros escritores del ámbito local como Jorge Souza Jauffred, columnista de MILENIO y la propia Carmen Villoro organizadora del coloquio y directora de la Cátedra Fernando del Paso. 

En compañía del Premio Cervantes, Poniatowska recordó que la Noche de Tlatelolco ha sido una tragedia que sólo ha sido superada por los 43 de Ayotzinapa. Luego recordó que conoció al Premio Cervantes cuando el fundador de la editorial Siglo XXI lo citó en las oficinas que en ese entonces estaban en la casa de la escritora. 

¿Cómo era Fernando del Paso la primera vez que lo vi en 1967 y puso su novela José Trigo sobre la mesa de aquella oficina? Era igualito a como lo ven aunque creo que ahora es menos obsesivo. El lanzamiento de un libro es siempre una flecha en el aire o una condena verdad?... Le preguntó al autor, en un gesto que causó risas entre los asistentes.

Recordó que “una vez que el libro vio la luz, la crítica fue unánime, el cuentista Edmundo Valadés, resultó conmovedor para Demetrio Vallejo el líder encarcelado en Santa Martha Acatita, y los empleados del movimiento ferrocarrilero de 1959. Cuando terminó Vallejo de leerlo dijo, ese si sabe de trenes. Fernando del Paso sabe todo de todos. Ningún escritor de México de todos los tiempos tiene su erudición.

Poniatowska continuó: “Palinuro no tiene que ver con el azar ni con la ocurrencia, casualidad ni con la tradición escrita u oral, es un bólido, una catarsis un huracán, un tratado de ciencia médica, una polifonía, una narrativa sin entrada ni salida y ante todo la gran novela del 68 “. 

La también Premio Cervantes destacó que con Palinuro se publicaron otros puntales de la literatura de México como La casa verde de Vargas Llosa Latinoamericana como La ciudad y los perros, de Mario Vargas Llosa; La región más transparente, de Carlos Fuentes o Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. Dijo que Palinuro de México, publicada en 1974, da al lector una idea de la complejidad y de la dimensión de lo que fue el movimiento estudiantil de 1968 y la masacre en la que desembocó. Dijo la novela nos recuerda que quien mata a un joven mata la esperanza. 

“No sé si el joven Palinuro decidió por ética y por política entregarse a un evento clave en la historia de México que es el 2 de octubre del 68 en la Plaza de las Tres Culturas, pero sí sé que esta novela nos da la dimensión de la masacre al entregarnos su historia personal que actúa como una monstruosa, es una cruel autobiografía”. Después Poniatowska leyó, algunos fragmentos de la novela.

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.