Desde los laboratorios no se combate el creacionismo: científico

Es preocupante que gente como el futuro vicepresidente de EU niegue la teoría evolutiva, dice el descubridor del dinosaurio más grande del mundo, Kenneth J. Lacovara.
Participación del científico estadunidense en el foro Ciudad de las Ideas, en Puebla.
Participación del científico estadunidense en el foro Ciudad de las Ideas, en Puebla. (Sergio Cervantes)

Puebla

Kenneth J. Lacovara, el paleontólogo que descubrió en 2005 al dinosaurio más grande del mundo (Dreadnoughtus schrani), aseguró estar alarmado no por el triunfo de Trump para presidente de EU, sino porque en su gabinete hay gente como Mike Pence —un hombre que promueve enseñar creacionismo en todas las escuelas—, lo que representa una amenaza para el desarrollo científico, por lo que exhortó a los investigadores a salir de sus laboratorios.  

Al preguntarle qué es lo que faltaba para lograr una mayor divulgación de esos conocimientos, señaló a MILENIO: “Espero que los científicos estén despertando y se den cuenta de que no es suficiente ir a tu laboratorio, hacer tus experimentos y publicar investigaciones con textos técnicos que solo leen y entienden otros científicos”.

Lacovara añadió: “Estoy muy preocupado por nuestro futuro vicepresidente, porque él es un promotor de que se enseñe creacionismo y la teoría del diseño inteligente en todas las escuelas, lo que es un posición anticientífica”.

Situación alarmante

Después de participar en una conferencia del congreso Ciudad de las Ideas, que celebra su novena edición en Puebla, destacó que “la ciencia tiene un problema, en particular en EU, que es muy alarmante: la gente cree en el creacionismo”.

Al cuestionarle por qué esa enseñanza basada en los textos religiosos de la Biblia representaba una amenaza para la ciencia, Lacovara destacó que la teoría creacionista “afirma, entre otras cosas, que la Tierra tiene solo 6 mil años, cuando los egipcios inventaron la cerveza antes de eso y hay árboles que han vivido 9 mil. Si esa gente puede pensar eso, entonces nuestra geología ya no funciona ni nuestra química ni la astronomía, en resumen: ¡Es un punto de vista medieval!”

Tras acotar que no se oponía a las enseñanzas religiosas, señaló que el problema es que algunas personas creen al pie de la letra ese tipo de textos a pesar de que “sabemos que la Tierra es más antigua. Nuestro trabajo se sustenta en hechos probados”.

Ante ese problema, dijo: “Por eso cuando doy pláticas sobre biología evolutiva subrayo que yo no creo en la evolución —porque no es un sistema de creencias— sino que es un hecho y lo puedes comprobar en los fósiles, en la naturaleza, en los laboratorios y en la selección natural, que es el mecanismo principal que la explica y la sustenta”.

Sobre si creía que se debe prohibir el creacionismo y la teoría del diseño inteligente —plantear que hay un poder superior que elaboró todo lo que existe—, destacó que se han presentado iniciativas y ha habido debates al respecto en EU, pero no se puede impedir ese tipo de enseñanza porque “es algo que se ha hecho generación tras generación y no va a cambiar. Acaba de pasar en Pennsylvania y un juez federal dictaminó que no se puede prohibir un sistema de creencias”.

Por ello, “este es otro hecho, divulgar la ciencia es una lucha que se va a tener que dar generación tras generación, no lo vamos a lograr de un día a otro, tenemos que pelear contra las fuerzas de la desinformación”, aseguró.

Lacovara dijo que la enseñanza del creacionismo no es el único problema. “También me preocupan otros asuntos científicos vinculados con política, porque Pence habló de eliminar el Departamento de Protección Ambiental, la organización responsable de proteger nuestra agua potable y el aire”.

En cuanto al interés político sobre cuidar la biodiversidad, destacó que en la reciente elección de EU “escuché todos los debates y no hubo una sola pregunta sobre el medio ambiente o sobre el cambio climático, y eso se va a ver como algo muy estúpido dentro de 50 años”.

Por eso, concluyó, los miembros de la comunidad científica “tenemos que involucrarnos en una esfera más amplia para ayudar a educar al público en general y también a quienes están en posiciones clave para que podamos tener un mejor futuro”.