Restaurarán Palenque con fondos de EU

Uno de los centros ceremoniales más importantes de la cultura maya recibirá 500 mil dólares de los embajadores estadunidenses, anunció Roberta Jacobson.
Palenque es considerado el centro ceremonial más importante de la civilización maya.
Palenque es considerado el centro ceremonial más importante de la civilización maya. (Leticia Sánchez Medel)

Palenque, Chiapas

Roberta Jacobson, embajadora de Estados Unidos en México, anunció la entrega al Instituto Nacional de Antropología e Historia de un financiamiento por 500 mil dólares, cerca de 9.5 millones de pesos, por parte del Fondo de Embajadores de Estados Unidos para la Preservación Cultural. Los recursos serán otorgados a México durante 3 años, entre enero de 2018 hasta diciembre de 2020.

El fondo servirá para emprender acciones de investigación, conservación y restauración de la tumba del gobernante maya K'inich Janaab' Pakal, considerado el monumento funerario más importante de Mesoamérica y del continente americano. Éste fue descubierto en el Templo de las Inscripciones, en la zona arqueológica de Palenque, en Chiapas.

TE RECOMENDAMOS: Los mayas de Palenque fueron paleontólogos sin saberlo

En una ceremonia oficial, la diplomática estadunidense destacó su interés por este tema, ya que hizo su tesis sobre el saqueo de las tumbas mayas. Por su parte, Diego Prieto, director del INAH, agradeció el apoyo y detalló cómo serán distribuidos esos recursos, ya que la zona arqueológica muestra evidentes muestras de deterioro.

Jacobson y Prieto ingresaron a este complejo funerario, bajaron 71 escalones, hacia las sombras del inframudo, donde por más de mil 500 años descansaron los restos del rey Pakal, quien estuvo al frente de uno de los gobiernos más prósperos en la historia de la antigua metrópoli maya.

 [Roberta Jacobson, embajadora de Estados Unidos en México. Foto: Leticia Sánchez Medel]

El lugar de descanso eterno de Pakal

El hallazgo, único en el mundo maya, realizado por el arqueólogo Alberto Ruz Lhuillier en 1952, muestra una lápida con relieves esculpidos en los bordes y en la parte superior de la gran losa que sella el sarcófago. Ahí fue colocado el gobernante con una máscara que le cubría el rostro y ataviado con su lujoso ajuar funerario, integrado por sus anillos de dignatario y numerosas joyas de jadeíta.

En la pirámide, de 18 metros de altura, se encuentra la cámara mortuoria y el sarcófago de piedra caliza del rey Pakal; su lápida pesa más de seis toneladas y tiene una dimensión de 3.8 por 2.2 metros. El templo funerario lo mandó construir el propio Pakal alrededor del año 615, sin embargo, por las dimensiones del sarcófago, ya no pudo ser trasladado por las estrechas escaleras y por la puerta que da a la tumba.

 [La entrada a la cámara mortuaria de la pirámide. Foto: Leticia Sánchez Medel]

Según los datos epigráficos, Pakal, quien llegó al trono en el año 615 con sólo 12 de años de edad, gobernó por 68 años hasta que falleció el 31 de agosto del 683 de nuestra era, a los 80 años de edad.

La ciudad más importante

Palenque fue junto con Tikal y Calakmul una de las ciudades más poderosas del Clásico Maya. Aquí se desarrolló una de las dinastías más notables. Algo que ha sido fundamental para conocer esta ciudad prehispánica, que floreció del año 400 al 900 de nuestra era, son las inscripciones jeroglíficas. A través de ellas, los epigrafistas describen y descifran las alianzas políticas y matrimoniales, así como los enfrentamientos bélicos con otros lugares.

A decir de los expertos, las inscripciones mayas han sido ampliamente estudiadas por ser una de las primeras manifestaciones de escritura en Mesoamérica, con su propio alfabeto al que se conoce como logosilábico.


mrf