El Antiguo Palacio de Verano es recreado en realidad virtual

Un equipo de 80 personas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Tsinghua Guo Daiheng tardó 15 años en recrear la obra arqueológica destruida en 1860.
Reconstruyen en realidad virtual Antiguo Palacio de Verano
Reconstruyen en realidad virtual Antiguo Palacio de Verano (Especial)

Beijing

El Antiguo Palacio de Verano, considerado la culminación de la arquitectura palaciega china y destruido por tropas francesas e inglesas en 1860, fue recreado mediante realidad virtual por un equipo de expertos que empleó 15 años en esta tarea, informó hoy la prensa oficial china.

Ochenta personas, lideradas por el profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Tsinghua Guo Daiheng, revisaron 10 mil archivos históricos, 4 mil planos y 2 mil modelos digitales para poder "reconstruir" el palacio, cuyas ruinas reales pueden todavía visitarse en el norte de Beijing.

TE RECOMENDAMOS: Buda de 600 años emerge de un lago en China

Pese al titánico esfuerzo, se ha logrado restaurar sólo el 60 por ciento del antiguo recinto, ya que el resto no es recuperable "debido a la falta de datos", señaló Guo.

La experiencia les dará además una visión cronológica muy especial del monumento, ya que algunos edificios del Antiguo Palacio de Verano fueron reformados y cambiados por orden de sucesivos emperadores y la recreación ha intentado mostrar todas esas diferentes versiones.

Construido a principios del siglo XVIII, el Antiguo Palacio de Verano (Yuanmingyuan) era un complejo de edificios y jardines que alternaba diseños tradicionales chinos con arquitectura europea de la época, llevada al recinto por el jesuita italiano Giuseppe Castiglione.

El palacio fue saqueado y destruido por soldados franceses e ingleses en 1860, en el contexto de la Segunda Guerra del Opio, por orden del virrey británico en la India, el Conde de Elgin.

En las últimas décadas ha habido algunas voces que pidieron que sea nuevamente reconstruido, para recuperar el patrimonio imperial y aumentar el turismo, pero las autoridades prefieren mantenerlo en ruinas para que siga siendo un símbolo de las invasiones extranjeras sufridas por China en los siglos XIX y XX.

El Antiguo Palacio de Verano no ha de confundirse con el Palacio de Verano, situado a pocos kilómetros, uno de los lugares más turísticos de la capital china y parte de la lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). 



RL