• Regístrate
Estás leyendo: Padecen depresión más de 10 millones de mexicanos
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 22:36 Hoy

Padecen depresión más de 10 millones de mexicanos

Francisco Javier Mesa Ríos, jefe de consulta exterior del hospital psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez, dijo que por lo menos, 2 millones desarrollan etapas crónicas de la enfermedad mental.

Publicidad
Publicidad

En México más de 10 millones padecen depresión y, por lo menos, 2 millones desarrollan etapas crónicas de la enfermedad mental que pueden derivar en actos de autodestrucción, consumo de alcohol y drogas, así como en suicidio, informó Francisco Javier Mesa Ríos, jefe de consulta exterior del hospital psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez.

La Organización Mundial de la Salud ubicó a la depresión como la primera causa de discapacidad laboral y México, conforme a la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica (ENEP), forma parte de los países con mayor prevalencia de enfermos clínicos reportados y donde las políticas sanitarias resultan insuficientes para detectar, diagnosticar a tiempo y atender a esta población por personal capacitado y en instalaciones dedicadas a la salud mental.

Mesa Ríos explicó que el suicido del actor Robin Williams dimensiona los alcances de la enfermedad ya que a pesar de que se tiene aparentemente todo, dinero, fama, familia y un buen trabajo, la persona vive una pesadilla constante.

Por lo regular, detalló en entrevista, la depresión tiene como base la tristeza y fatiga, dificultad para dormir o conciliar el sueño, falta de interés laboral, irritabilidad y apatía hacia el entorno, sentimiento de culpa y de minusvalía, de desesperanza.

Existe también casos en los que la depresión severa se presenta, como sucedió con Robin Williams, con una aparente sonrisa y exceso de felicidad derrochada en sus películas en las que caracterizaba personajes afables, amables, con confianza de sobra e inspiradores de superación.

Los enfermos crónicos, dijo, como médicamente se identifica a los pacientes que cursan con la enfermedad por el lapso de dos años, tienden a desarrollar diversos mecanismos de defensa para evitar sucumbir, como es la aparente felicidad aunque en realidad experimentan extremo miedo, ansiedad, constantes ideas suicidas.

Por ello, esas personas aparentemente amigables y fiesteras caen fácilmente en adicciones y en situaciones donde todo pierde significado y sucumben cuando no reciben un adecuado tratamiento psiquiátrico y farmacológico.

La depresión tiene como base la alteración química cerebral que puede ser hereditaria aunque también tiene como disparador pérdidas y accidentes traumáticos que producen esas alteraciones de la respuesta neurocerebral para concentrarse, funcionar en el trabajo, controlar y dar respuesta los ataques de ansiedad y de estrés; convierten cualquier problema en situaciones dramáticas sin solución.

Señaló que estadísticas del INEGI reportan que en México de los 5 mil 12 suicidios registrados en 2010, 41 por ciento lo consumaron personas entre 15 y 24 años edad, incluso se ha convertido en la tercera causa de muerte después de los fallecimientos por agresiones y accidente de tráfico.

En 2010, dos de cada nueve personas que acabaron con su vida emplearon el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación; El disparo con arma larga fue el segundo más utilizado por los hombres, en tanto que las mujeres recurrieron al envenenamiento. Cada 24 horas fallecen alrededor de 16 personas jóvenes por suicidio.

Se trata de un problema que ha crecido en 275%, en cuatro décadas, y a ello se suma que se han duplicado a 15 mil los intentos de suicidio fallido, donde ya se encuentran poblaciones de menores de edad.

En 2020, la OMS estima que la depresión será la principal causa de morbilidad porque además está asociado con otras enfermedades médicas como diabetes, afección cardiaca e insuficiencia renal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.