• Regístrate
Estás leyendo: Pacheco nos enseñó que la poesía debe ser transparente: Quirarte
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 04:34 Hoy

Pacheco nos enseñó que la poesía debe ser transparente: Quirarte

La próxima semana el miembro de El Colegio Nacional, Vicente Quirarte, disertará sobre esa faceta del literato mexicano.

Publicidad
Publicidad

Mireya López Teniza

“La poesía de José Emilio Pacheco no es delicada: es rigurosa, exigente, implacable, porque antes de aparecer la palabra ‘ecología’ en los manuales de la vida cotidiana él empezó hablar de la destrucción del mundo, y lo hizo de manera lúcida, de ninguna manera delicada. Eso es lo que nos ha enseñado: que la poesía debe de ser transparente”, comentó en entrevista para MILENIO Vicente Quirarte, escritor, poeta y doctor en Letras Mexicanas por la UNAM.

Con motivo del ciclo de conferencias Los días que pasan: José Emilio Pacheco en la poesía, que dictará del lunes al miércoles de la próxima semana, Quirarte recuerda que José Emilio decía: “La poesía en un país de poetas es un arte impopular: nadie lee poesía”. Por ello le pareció una manera correcta, ética y profunda hablar de la poesía del escritor fallecido en 2014.

Quirarte, miembro de El Colegio Nacional, comentó que realizará tres conferencias: la primera se titula El joven poeta: entre la aventura y el orden, en la que se referirá a los dos primeros libros de Pacheco: Los elementos de la noche (1963) y El reposo del fuego (1966). La segunda, El poeta como cronista, se referirá al cambio de estructura en el estilo mediante el poemario No me preguntes cómo pasa el tiempo (1969), sobre el que Quirarte mencionó que en su poesía el escritor mexicano exteriorizó aparentemente lo fácil, mientras que en la última conversación, denominada Poeta en la prosa, trabajará en la forma en que Pacheco logró una amalgama lírica en sus textos.

Al cuestionarle sobre cómo describiría la evolución poética del escritor, explicó que el también autor de la novela Las batallas en el desierto generó poesía “muy calculada, muy construida y arquitecturada”. Al respecto explicó que los libros Los elementos de la noche y El reposo del fuego son realmente admirables por su arquitectura interior, su coherencia y contundencia. Se trata de dos obras que auguraban a un poeta seguro en toda el área lingüística y con una madurez prematura. Después, según aprecia Quirarte, a raíz de No me preguntes cómo pasa el tiempo, obra con la que Pacheco ganó el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes en 1969, hizo una poesía prosaica, inmediata y coloquial.

Por otro lado, sobre la novela Las batallas en el desierto Quirarte comentó que el autor requirió un proceso largo en el ejercicio del lenguaje para llegar a la transparencia “tan difícil” de esa la obra, aunque su lectura no significara ningún esfuerzo.

Quirarte considera que este ciclo de conferencias es una gran responsabilidad, ya que una de sus intenciones y promesas es hablar sobre la obra en general de José Emilio Pacheco “porque nos ha enseñado a mirar a la escritura como un arte exigente”.

Al cuestionarle desde cuando ha seguido la obra de Pacheco, expresó: “Todos nacimos con José Emilio”. Asimismo, dijo que él piensa que todo ser que escribe y lee a Pacheco entenderá su manera de ver y entender la literatura, ya que nos hizo mirarla de una manera diáfana, casi recién nacida.

El ciclo de conferencias Los días pasan: José Emilio Pacheco en la poesía se llevará a cabo desde el 29 y hasta el 31 de este mes en El Colegio Nacional, Donceles 104, Centro Histórico, a las 19:00. La entrada es libre y habrá transmisión en vivo.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.