• Regístrate
Estás leyendo: Otsuchi: las memorias futuras de una tragedia
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 06:53 Hoy

Otsuchi: las memorias futuras de una tragedia

El fotógrafo argentino Alejando Chaskielberg documentó, en el libro 'Otsuchi, future memories', la situación de una de las poblaciones más devastadas tras el terremoto de 2011 en Japón.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

En marzo de 2011, un terremoto de magnitud 9 MW, seguido por un gigantesco un tsunami, azotaron la costa del Pacífico de Japón, la región de Tohoku específicamente. Entre los sitios que más daños sufrieron se encuentra la ciudad pesquera de Otsuchi. Casi 60 por ciento de su territorio quedó destruido cuando las olas de hasta 18 metros de altura alcanzaron la costa.

El fotógrafo argentino Alejando Chaskielberg (1977) se enteró de lo acontecido en el poblado gracias a un conocido suyo, un curador tokiota que tenía familiares ahí. El creador inmediatamente se interesó en documentar la situación de Otsuchi ya que anteriormente había hecho otros trabajos que abordaban la relación existente entre algunas comunidades y el agua.

[OBJECT]

Así nació Otsuchi, future memories, proyecto fotográfico que busca generar un diálogo entre fotografías familiares encontradas después de la catástrofe con retratos de aquellos sobrevivientes sobre las ruinas de lo que en algún momento fue su hogar; y así propone una reflexión entre los archivos y la memoria, pues el tsunami, además de causar estragos materiales y pérdidas humanas, ha hecho que los sobrevivientes pierdan una parte de su identidad y recuerdos.

“Esto fue algo introspectivo para todos porque ellos recordaron el pasado y esto obviamente les movió algo. Me contaron sobre sus casas enseñándome donde se encontraban las entradas, en qué parte estaban las recámaras y los objetos más preciosos que tenían. Me hablaron sobre sus vecinos que murieron y también sobre qué tanto habían cambiado sus vidas desde la tragedia. Ser silencioso en esos lugares durante la noche magnifica todas las emociones”, dijo el argentino en una entrevista para Wired.

Para realizar el proyecto, el cual fue ganador del Quinto Concurso de Fotolibro Iberoamericano RM, Chaskielberg inició fotografiando a los parientes del curador, mismos que lo presentaron ante amigos, colegas y vecinos, y posteriormente oficiales gubernamentales y algunas ONG lo ayudaron a hacer otros contactos.

El argentino dio clases de fotografía a algunos alumnos afectados por el desastre, y conforme pasó el tiempo, la noticia de su presencia comenzó a volar, cuestión que causó que los demás locales comenzaran a acercársele, ya que empezaron a ver su trabajo como parte de la reconstrucción del pueblo.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.