Las nueve sinfonías de Beethoven, como en su época

"Nuestras versiones tratan de acercarse lo más que se pueda a la época del compositor", dice Jos van Immerseel, director de la orquesta Anima Eterna.
La agrupación belga interpretará las obras del 9 al 16 de octubre en Guanajuato.
La agrupación belga interpretará las obras del 9 al 16 de octubre en Guanajuato. (Cortesía FIC)

México

Sobre la colección de discos Beethoven Symphonies/Overtures, registrada por la orquesta Anima Eterna de Bélgica, la BBC de Londres afirma que "uno obtiene el verdadero sentido de calor, humor y compasión que marca las mejores grabaciones de Beethoven".

La experiencia de escuchar todas las sinfonías de Ludwig van Beethoven en un solo ciclo, con instrumentos de época, será una de las experiencias más gratificantes del Festival Internacional Cervantino. El fundador y director de Anima Eterna, Jos van Immerseel, ha llevado a cabo una investigación rigurosa sobre la forma en que deben tocarse las obras, de acuerdo a como sonaban en la época de su autor.

No se trata de dar un brinco en el tiempo, dijo ayer en conferencia de prensa telefónica el director belga. "Mi interpretación es del año 2015, no del pasado. Los colores de los instrumentos antiguos sí son diferentes, no tanto porque en sí sean distintos a los de ahora. Sin embargo, hay una serie de cuestiones técnicas que sí son diferentes. Nuestras versiones tratan de acercarse lo más que se pueda a la época de Beethoven, pero tocadas ahora".

A Van Immerseel le preocupa el hecho de que en ocasiones las orquestas no suelen respetar el tiempo o las dinámicas establecidas en las partituras. En este sentido, afirmó que las sinfonías de Beethoven que escucharemos "serán totalmente diferentes, aunque es difícil describir el sonido. Los músicos trabajan muchas horas para lograr ese sonido especial: es otro Beethoven".

Este ciclo sinfónico ha sido presentado completo en cuatro o cinco ocasiones, explicó el director, y será la primera vez que se haga en América Latina. "Cuando las escuchen con los instrumentos de época, se darán cuenta que es una experiencia totalmente diferente al de una orquesta moderna —advirtió—. Especialmente por el timbre, la coloratura, la textura que ofrecen los instrumentos originales y por la forma de tocarlos".

Hay quienes aseguran que las versiones de Herbert von Karajan son inamovibles, que son las definitivas, pero el director no quiso entrar en controversia. "La notas son las mismas, pero hay instrumentaciones, ataques y fraseos diferentes, lo mismo que el número de músicos. No podemos decir si cada versión es buena o mala, o si es la mejor. Esa no es la cuestión. Nuestro acercamiento es completamente diferente, lo más cercano posible a lo que compuso Beethoven".

El ciclo comenzará el 9 de noviembre en el Templo de la Valenciana en Guanajuato con la obertura Las criaturas de Prometeo, para luego dar paso a la Sinfonía núm. 1 en do mayor, op. 21 y la Sinfonía núm. 2 en re mayor, op. 36. Al día siguiente, en el Teatro Juárez, donde se hará el resto de los conciertos, se presentarán la Sinfonía núm. 4 en si bemol mayor, op. 60 y la Sinfonía núm. 3 en mi bemol mayor, Heroica, op. 55.

El tercer concierto será el lunes 12 con la Sinfonía núm. 8 en fa mayor, op. 93 y Sinfonía núm. 7 en la mayor, op. 92. El siguiente, programado dos días después, ofrecerá la Sinfonía núm. 6 en fa mayor Pastoral, op. 68 y la Sinfonía núm. 5 en do menor Destino, op. 67.

Anima Eterna culminará el ciclo el 16 de octubre con la Sinfonía núm. 9 en re menor Coral, op. 125, en la que participará, en los coros, el Dresdner Kammerchor, bajo la dirección de Michael Käppler. También cantarán Andrea Lauren Brown, soprano; Marianne Beate Kielland, alto; Markus Schäfer, tenor, y Thomas Bauer, barítono.

Sin duda se tratará de una experiencia irrepetible escuchar estas versiones de la obra de Beethoven, quien aseguró alguna vez que "la música debe hacer brotar el fuego en el espíritu de los hombres". Van Immerseel aseguró que está totalmente de acuerdo con el compositor, "pero no solo el fuego, sino todo el carácter del pensamiento humano".

Schubert, en fortepiano

Especialista en fortepiano —antecedente del piano—, Jos van Immerseel tocará un concierto con obras de Schubert el 15 de octubre en el Templo de la Valenciana. En esta ocasión no viajará con un fortepiano de su colección, como suele hacerlo en Europa, pues resultaría muy complicado. Utilizará un instrumento que le será proporcionado por los organizadores.

Dijo que eligió a Schubert porque se trata de un músico del mismo periodo y la misma ciudad, Viena, "aunque de un estilo completamente diferente. Schubert me parece fantástico y servirá para entender cómo, en la misma época, se tocaban estilos tan diferentes".

El programa incluirá Impromptu en do menor D 899/1, 15 Deutsche Tänze y Sonata en Si bemol mayor D 960. "La sonata es una de mis obras favoritas, que casi no se toca en fortepiano. Además ofrece un contraste interesante con la primera parte, en la que tocaré danzas y valses que tocaba Schubert para ganarse la vida en los bailes. Empiezo por lo más ligero y concluyo con algo más complejo".