• Regístrate
Estás leyendo: Operativos no llegaron al Barrio Antiguo
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 06:59 Hoy

Operativos no llegaron al Barrio Antiguo

Vecinos de la zona señalan que aunque las autoridades se comprometieron a aminorar el ruido de los antros, la música continuó hasta las cuatro de la madrugada. 


Publicidad
Publicidad

Gustavo Mendoza Lemus

A medias, así fue como se registraron los compromisos de la autoridad para aminorar el ruido el pasado fin de semana que afecta a los habitantes del sector histórico Barrio Antiguo.

Tras la promesa de autoridades municipales de monitorear la actividad de antros durante el fin de semana, la realidad es que la música continuó hasta las cuatro de la mañana, aunque algunos antros sí lo respetaron.

Fue hasta la tarde del martes cuando personal de Servicios Públicos estaba trabajando en corregir los bolardos de la calle Morelos, que por cierto, el sábado no contó con alumbrado público.

Gerardo Ramírez Chávez, vocero de la asociación Vecinos del Barrio Antiguo, expuso que se quedaron “esperando” el operativo que autoridades de Monterrey prometieron el pasado lunes, tras una reunión sostenida en el Museo Estatal de Culturas Populares.

“Antros como el Café Iguana y el Salón Morelos sí bajaron un poco su música, en el resto no pasó nada”, expuso el vecino.

Incluso, destacó que por la noche del lunes para amanecer martes algunos antros de la calle Padre Mier continuaron la fiesta con un alto nivel en la música que se escuchaba hasta los dormitorios de la calle Morelos.

El pasado 5 de diciembre se reunieron autoridades de Monterrey, del Conarte, INAH y la representación de Bellas Artes en el estado con vecinos de sectores como Barrio Antiguo y La Luz, con la finalidad de detallar puntos a mejorar en la zona.

Estas acciones buscaban tener remedio a problemáticas con el drenaje, acumulación de basura, autos mal estacionados y, principalmente, el alto volumen de la música que prevalece hasta las cuatro de la mañana, según las quejas de los habitantes del sector.

“Teníamos expectativas y pensábamos que se había establecido un lazo de comunicación con las autoridades, pero nos quedamos esperando”, afirmó.

En el sector Barrio Antiguo habitan alrededor de 80 familias, quienes en últimas semanas han manifestado su molestia a que la “vida nocturna” haya regresado a la zona. De igual forma, han criticado la demolición de casonas que estarían protegidas.

Por ello, los vecinos harán un recorrido por el polígono que integra el Decreto de Zona Histórica, promulgado en 1993, para hacer una “auditoría civil” de lo que estaba protegido y se ha demolido.

“Van a ser auditorías ciudadanas, que vayan especialistas y vecinos para revisar los diferentes catálogos de propiedades protegidas que existen. Empezaríamos por la casas de la calle Morelos y Padre Mier donde se construye el mercado, que ahí ya no queda nada”, propuso.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.