El Met vuelve al Auditorio Nacional

Este sábado inicia la temporada de ópera desde Nueva York con la transmisión en vivo de "Macbeth" de Giuseppe Verdi, montaje encabezado por la soprano Anna Netrebko.
Escena de "Carmen", de Bizet, que se presentará el 1º de noviembre.
Escena de "Carmen", de Bizet, que se presentará el 1º de noviembre. (Cortesía Auditorio Nacional )

Ciudad de México

En vivo desde el Met de Nueva York, el programa de producciones de ópera transmitidas en pantalla gigante, ha sido un éxito en el Auditorio Nacional, asegura Gerardo Estrada: “Ha crecido nuestro público permanente, y hay interés no solo en la Ciudad de México, sino en las distintas señales que enviamos al interior de la República”.

El director del Auditorio Nacional explica que la ópera se transmite en vivo y el nivel técnico de la señal es excelente: “En 99.99 por ciento de los casos las transmisiones han sido perfectas (de vez en cuando algún ruidito, pero nada de cuidado). La calidad del sonido y de la imagen es de lo mejor. Es una manera diferente de ver un espectáculo tradicional, pues hay acercamientos y tomas que permiten apreciar de otra manera el trabajo de los artistas”.

El público que asiste es muy variado, pues lo mismo se ven muchos jóvenes que padres con sus hijos y personas mayores que siempre han sido aficionadas al género. Las transmisiones, indica Estrada, “atraen a gente que normalmente estaba alejada de la ópera y tenía ciertos prejuicios, pero al ver el espectáculo se siente atraída”.

La nueva temporada inicia hoy a las 12:00 horas con la transmisión de Macbeth, de Giuseppe Verdi, montaje encabezado por la soprano Anna Netrebko. Las bodas de Fígaro, de Mozart; Carmen, de Bizet; El barbero de Sevilla, de Rossini, y Los maestros cantores de Nüremberg, de Richard Wagner, son algunas de las óperas que podrán verse hasta el 13 abril de 2015. Debe destacarse el esperado debut de la mezzosoprano mexicana Cassandra Zoé en Iolanta, de Tchaikovsky, el 14 de febrero.

Actualmente, más de 30 foros, entre teatros, cines y foros universitarios, transmiten la señal de la Metropolitan Opera House de Nueva York, explicó el funcionario. “Hemos buscado acercarnos a las universidades para que también los jóvenes tengan contacto con la ópera y se formen nuevos públicos. A un costo muy accesible, el programa permite extender, al mayor número posible de personas, esta expresión artística de una calidad muy alta, con una de las mejores compañías del mundo”.

Las transmisiones ponen al alcance de mucha gente obras que difícilmente podrían verse de otra manera, agregó Estrada: “Se estimula el gusto por la música y por la ópera, pero también pone parámetros de calidad. Esto es un tema muy importante: la calidad de las puestas en escena, tanto por los intérpretes como por la producción, hacen de estas funciones un hecho artístico único”.