La más importante ópera de EU, regresa a Bellas Artes

Probablemente esta creación de George Gershwin es la más extraordinaria que se ha escrito jamás, afirma el productor Michael Capasso en entrevista.

México

El productor Michael Capasso recuerda vívidamente cuando vio por primera vez un montaje de Porgy and Bess, la ópera inmortal de George Gershwin (1898-1937): “Fue cuando la producción de la Houston Grand Opera vino al Radio City Music Hall en Nueva York en los años 70. Recuerdo haber sido arrasado por la música: fue realmente hermoso”.

El productor estadunidense, presidente de la compañía Pab Theatre, que presentará Porgy and Bess en el Palacio de Bellas Artes del 31 de julio al 3 de agosto, recuerda que le impresionó “particularmente la escena del huracán, con una de las mejores escrituras para coro de ópera que se hayan compuesto jamás. Fue una experiencia inolvidable y desde entonces pensé con frecuencia en esta ópera, porque no la conocía muy bien. Luego la vi muchas veces cuando la presentó la Metropolitan Opera de Nueva York en los años 80”.

Situada a principios de los años 30 del siglo pasado en Charleston, Carolina del Sur, la ópera contará en este montaje con la participación de los cantantes Kenneth Overton y Frederick Jackson en el papel de Porgy, y Kishna Davis y Brandie Sutton como Bess. La escenografía es de John Farrell y la coreografía de Keith Lamelle Thomas, mientras que la música será interpretada por la Orquesta de la Ópera de Bellas Artes, dirigida por Pacien Mazzagatti.

En las notas del programa de mano se explica que la obra de George Gershwin es “probablemente la ópera estadunidense más famosa y exitosa del siglo XX y, en cierto momento, ha sido la más controvertida. Basada en la novela de DuBose Heyward, Porgy, y en la obra de teatro que fue adaptada de la novela, durante mucho tiempo ha sido considerada el logro supremo en las carreras estelares de todos estos autores. Hasta la fecha, la historia de un limosnero lisiado transformado por el amor inesperado e improbable por Bess es representada en todo el mundo por compañías de teatro y de ópera”.

Con una larga experiencia como director y productor del género, Capasso asegura que “probablemente Porgyand Bess es la ópera estadunidense más grande que se ha escrito jamás. Originalmente produje la versión que llevamos a México para el 75 aniversario de la obra, en 2010. Es una pieza que forma parte de la cultura estadunidense, parte importante de nuestra historia musical. Con la combinación de música y drama, George Gershwin realmente creó algo especial”.

¿Siente que la obra tiene algo diferente porque está cerca de la música folclórica negra?

De hecho, no es música folclórica. Hay melodías y momentos en que hay elementos folclóricos, pero es una ópera en toda la extensión de la palabra, que requiere cantantes de ópera. No puedes hacerla sin gente que no esté equipada para las necesidades vocales, que son muy demandantes. La parte vocal de Bess es el equivalente a cantar Tosca y el de Porgy es como cantar Rigoletto.

¿Cómo eligió el elenco?

A muchos los conozco y otros hicieron audiciones. Hay una comunidad de cantantes afroamericanos que hacen los papeles de vez en cuando, pero hay otros que están haciendo un papel de Porgy and Bess por primera vez. Eso está bien, porque aporta un elemento de frescura al montaje. La producción es dirigida por Charles Randolph-Wright, quien no es director de ópera sino de musicales; actualmente dirige Motown. The Musical enBroadway. El montaje tiene cantantes de ópera muy serios, pero en cuanto a la producción física, tratamos de darle una sensación más cercana al teatro musical.

¿Por qué gusta esta ópera?

Porque, a fin de cuentas, Porgy and Bess es una historia de amor. Definitivamente enfatizamos el aspecto romántico de la obra en esta producción. También tiene una música excitante, una amplia gama de personajes, que van de Porgy y Bess a personajes trágicos, como Serena, cuyo marido es asesinado en la primera escena, y Sportin’ Life, quien es casi como el titiritero que trata de controlar a todos los personajes. También está Crown, que intenta constantemente de perturbar las cosas y jalar agua para su molino, lo que logra en ocasiones. La obra de Gershwin es una combinación magnífica de música y drama.

¿Qué nos puede decir sobre George Gershwin?

Resulta muy trágico que Gershwin haya muerto a los 36 años, cuando comenzaba a dar mucho como compositor con obras de gran aliento, como Porgy and Bess, Rapsodia en azul y Un americano en París. Son grandes obras que se convirtieron en estándares del repertorio clásico desde que fueron escritas. No hay forma de saber qué habría pasado si hubiera vivido más años —es como pensar: qué habría ocurrido si Mozart hubiera vivido más tiempo—. Sin embargo, la obra que nos legó es asombrosa.

Claves

Obra emblemática

- En su estreno en Nueva York en 1935, Porgy and Bess presentó un elenco de cantantes afroamericanos, lo que resultaba un desafío en la época.

- Durante muchos años la ópera no fue aceptaba por completo en el mundo de la música clásica, hasta su reposición por la Houston Grand Opera en 1976.

- Canciones como “Summertime”, “Bess You Is My Woman Now” y “I Love You Porgy” se han convertido en algunos de los estándares de jazz más conocidos.