Octavio Paz es uno de los ejemplos*

Era un tipo de escritor poco frecuente en cualquier época del mundo hispano.

México

Octavio Paz es uno de los ejemplos novedosos de escritores de habla española que han tenido una fuerte incardinación en literaturas extranjeras de diversos países, así como en lenguas antiguas y contemporáneas. Era un tipo de escritor poco frecuente en cualquier época del mundo hispano. En el siglo XX, hubo algunos de la generación española del 27 antes que él, Unamuno, por ejemplo, y después de él Borges o Cortázar. Su personalidad era poco frecuente y, de hecho, costaría dar algunos nombres de escritores similares, salvo Rubén Darío, que muestren en su obra la presencia de otros idiomas, otras culturas y otros movimientos. Hablar con Octavio Paz era hablar con toda la vanguardia europea y norteamericana contemporánea en varios idiomas, y hablar con el arte del pasado tanto en las artes plásticas como en la poesía de diversos lugares: Oriente, Occidente, América y Europa.

En cuanto a su obra, lo esencial es —y fue— siempre la poesía. Y dentro de la poesía, Piedra de sol, Salamandra y Ladera este en particular, aunque también podríamos mencionar algunos poemarios posteriores. No obstante, hay algunos libros en prosa de suma importancia: El arco y la lira, sin la menor duda. El mono gramático, que es un libro híbrido en el buen sentido de la palabra, pues es a la vez poema en prosa, narración y ensayo; es un libro muy rico y complejo que participa de varios géneros y de los que hay muy pocos en la historia de la literatura. Luego está, en cierto modo, Los hijos del limo, que viene a prolongar en parte El arco y la lira. También habría que mencionar que su prosa en sí era de gran calidad. Yo le dije a Octavio que su estilo era lo más parecido que hay en español a ciertos ejemplos de prosa latina, que me recordaba a la prosa de Tácito en particular, aunque Tácito fuera historiador. Sus cualidades prosísticas eran muy parecidas. Pese a todo esto, creo que lo esencial de él son los versos, cosa que cabe decir de cualquier gran poeta. Es un gran ensayista, pero todo su centro estaba en la poesía.

En el trato, uno de los rasgos de Octavio Paz que yo destacaría en particular, y que fue el que más me impresionó cuando nos conocimos, primero en 1966 por carta y luego en persona hasta su muerte, fue su enorme preocupación por ver que la poesía en España había quedado rezagada respecto a la restante poesía europea y americana, a causa de la involución en la posguerra civil. Esto le preocupaba enormemente. Observaba que en España se prestaba atención a cosas que ya se las veía como parte del pasado en otros lugares. Y esto denotaba, a su vez, una gran preocupación por la comunidad tanto de la lengua como de la poesía.

Pere Gimferrer (Barcelona, 1945), poeta, narrador, traductor y crítico. Visor publicó en 2000 su obra poética.

*Entrevista de Ana Ruiz.