Poesía y ensayo, indisolubles en Octavio Paz

El Nobel de Literatura se dedicó a desnudar —en México, Latinoamérica y el mundo— las máscaras del poder, y combatió los intentos de colocar y someter el arte al servicio de un gobierno.

México

El análisis crítico y la valoración de la democracia en Octavio Paz tienen su raíz en su condición de poeta, coincidieron algunos de los participantes del segundo día de actividades del Encuentro Octavio Paz y el mundo del siglo XXI, que tiene como sede a El Colegio Nacional y forma parte del programa conmemorativo por el centenario del nacimiento del Premio Nobel de Literatura.

"Pienso que hay una relación importante en la reflexión poética y en la manera como hizo sus análisis políticos, hechos con la libertad con que conjuga la valentía del espíritu y la intrepidez de la mirada; para Octavio, instigado en esto por Breton y por Rosseau, el pacto verbal antecede al contrato social. Por eso, la crítica de la realidad y de la sociedad se hace por la crítica del lenguaje y por su forma", aseguró el diplomático brasileño Celso Lafer.

Desde la perspectiva de quien fuera Ministro de Relaciones Exteriores durante la presidencia de Fernando Collor de Mello, Octavio Paz se dedicó a desnudar, en México, Latinoamérica y el mundo, las máscaras del poder, y combatió los intentos de colocar y someter a la literatura y al arte al servicio de una causa de un partido, de una iglesia, de un gobierno.

"Tal sumisión pone en entredicho la libertad crítica de decir no al poder, sin la cual no hay fraternidad, ni justicia, ni esperanza de igualdad, y esta libertad de decir un no crítico al poder no puede ser selectiva", destacó durante su participación en la mesa "La democracia en el orbe iberoamericano".

En ella, el escritor y diplomático chileno Jorge Edwards recordó que el origen de toda la experiencia vital, de todas las actitudes y de todo el pensamiento de Octavio Paz está en la poesía, pues "cuando una persona en su juventud descubre la belleza de la palabra poética, la fascinación de la poesía, esa persona está perdida, porque pasa a ser un disidente, un rebelde, un incómodo y hasta un ensayista político".

"Es un proceso complejo, no es cuestión de decir que es un poeta filosófico, sino un poeta en quien el pensamiento, la noción del tiempo, la noción de la eternidad, la noción del instante y de la perpetuidad del instante, están jugando a cada momento".

En la mesa redonda, Jorge G. Castañeda, después de advertir que no tuve ninguna relación cercana con el Premio Nobel de Literatura, hizo un muy breve repaso en la que la política exterior latinoamericana se ha vinculado con algunos de los grandes problemas universales.

Al recordar las abstenciones de algunos países a la condena a Rusia por anexar a Crimea, señaló que Octavio Paz entendió que un país, y una región, no pueden tener como política exterior el no hacer nada.