El canon de Shakespeare llega al Lunario

Con producciones a cargo de la compañía canadiense especializada en el dramaturgo inglés, el proyecto arrancará con "Hamlet", "Pericles" y "La fierecilla domada".
Ben Carlson y Deborah Hay en una de las obras que se exhibirán este año.
Ben Carlson y Deborah Hay en una de las obras que se exhibirán este año. (Especial)

México

La noche del 13 de julio de 1953, con sir Alec Guiness como protagonista de Ricardo III, de William Shakespeare, se inició una aventura teatral que continúa hasta nuestros días. Las primeras líneas de la obra, se lee en la página oficial del Festival de Stratford, “marcaron el inicio de un nuevo y sorprendente capítulo del teatro canadiense”.  Y del teatro mundial, podemos agregar.

En 64 años de existencia más de 26 millones de personas han asistido a ese encuentro: “El pequeño y hermoso pueblo de Stratford en Ottawa, Canadá, con 32 mil habitantes, recibe miles de visitantes cada año que vienen a ver nuestro trabajo”, dice en entrevista a MILENIO Anita Gaffney, directora ejecutiva del festival.

Reconocido sobre todo por sus magníficas producciones de las obras del dramaturgo inglés, cada año el festival ofrece una temporada de seis meses en la que presentan 14 producciones en cuatro foros. “Somos una meca para las obras de Shakespeare —explica Gaffney—, pero también presentamos obras de otros clásicos, teatro musical y obras contemporáneas. Por eso la gente que viene por primera vez termina regresando una y otra vez”.

En ocasión del 400 aniversario de la muerte de Shakespeare, el Lunario del Auditorio Nacional estableció un convenio con el Festival de Stratford para proyectar lo que sus organizadores denominan “el canon Shakespeare”. El ciclo iniciará con la proyección de tres montajes presentados en 2015: Hamlet (5 de junio), Pericles (10 de julio) y La fierecilla domada (14 de agosto). Todas las funciones serán a las 18:00.

En un tiempo en que los presupuestos para los montajes teatrales son escasos, el festival ha logrado mantenerse a flote. La funcionaria asegura que son tiempos difíciles, pero “somos una propuesta única en su género, con énfasis en Shakespeare y con montajes de la más alta calidad. Además hay una gran variedad de trabajos, porque aparte de los clásicos, tenemos montajes de obras nuevas. Esto hace una diferencia. Además, somos un destino turístico en el que te puedes quedar varios días y sumergirte realmente en el teatro”.

¿Cuál es la finalidad de estas proyecciones?

Nuestro propósito es exhibir todo el canon Shakespeare en 10 años. Nuestro director artístico ha elegido las obras que han sido montadas con mayor frecuencia y que, por supuesto, son las más populares, como Hamlet o El rey Lear. El propósito es presentar tres montajes cada año.

¿Cómo se realizan las filmaciones de las obras?

Cada montaje tiene director de escena y un director cinematográfico que trabajan en colaboración. Las obras se filman en una función normal con público, con 8 o 9 cámaras en el teatro. Ese mismo día repetimos algunas escenas que tal vez no salieron como se requerían o porque las cámaras necesitan tomar ángulos diferentes, pero también se hacen con público para que se tenga esa sensación de que es una experiencia teatral en vivo.

Asistir al teatro es una experiencia y ver la filmación en pantalla gigante es otra…

Por supuesto que lo mejor es asistir al teatro, pero las proyecciones son fantásticas. Estas versiones cinematográficas hacen un buen trabajo en trasladar la experiencia en vivo a la pantalla gigante. Y, en cierta manera, el público se beneficia al poder ver la acción más de cerca, puede advertir las reacciones de los actores con mayor detalle y que normalmente no se pueden percibir cuando se está en un teatro.

¿Qué dice Shakespeare a las nuevas generaciones?

Shakespeare es para todas las épocas. Creo que cualquiera se puede relacionar con obras como El rey Lear o Hamlet y las situaciones que presentan, la manera en que la vida de los personajes se va desarrollando.

En declaraciones recientes a CTV News, Antoni Cimolino, director artístico del festival, ha explicado por qué es mejor filmar los montajes en lugar de hacer transmisiones en directo, como hace la Metropolitan Opera de Nueva York: “Cuando llegan a la pantalla han sido trabajados con mucho cuidado para que funcionen tanto en el escenario como en la película. Eso es realmente difícil lograrlo cuando lo haces en vivo”.

Las transmisiones en vivo, agregó el también  actor, “están bien para una presentación inmediata, pero para algo que vas a guardar y a mostrar durante los próximos 30 o 40 años, queríamos hacer algo más cuidadoso”.

:CLAVES

TRIADA

Dirigida por Antoni Cimolino, Hamlet se proyectará el 5 de junio con Jonathan Goad en el papel protagónico.

El 10 de junio tocará el turno a Pericles, dirigida por Scott Wentworth, con Evan Buliung  como el joven príncipe.

La primera parte del ciclo finalizará el 14 de agosto con La fierecilla domada, dirigida por Chris Abraham, con Deborah Hay y Ben Carlson como protagonistas.