“El teatro tiene la habilidad de hablar de corazón a corazón”: Tauras Cizas

La compañía de teatro Meno Fortas se presenta desde hoy y hasta el sábado en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris con la obra "La Divina Comedia".

Ciudad de México

El teatro tiene la habilidad de hablar de corazón a corazón, dijo Tauras Cizas, director asistente de la compañía lituana, Meno Fortas, la cual se presenta desde hoy y hasta el sábado en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, como parte de las actividades del Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México, con la puesta en escena La Divina Comedia, basada en la obra homónima de Dante Alighieri.

La agrupación ha llevado el montaje a países como Australia, Japón y Chile. Aunque en los tres hay distintas lenguas y culturas, el también actor explicó que “los sueños de las personas son los mismos. Suelo sugerirle a la gente que se acerque al montaje con su corazón, que trate de sentir lo que ve, y que no lo politice”.

Para la agrupación —la cual ya se ha presentado en el Palacio de Bellas Artes y el Festival Internacional Cervantino, con obras como El idiota y Hamlet, respectivamente—,  montar La Divina Comedia tiene un gran significado: “Lo hacemos desde un punto de vista emocional, no lo politizamos, no lo ideologizamos. Queremos alcanzar las emociones humanas”, comentó en entrevista.

La obra es un clásico. Su representación es válida para todos los tiempos: desde los griegos hasta Shakespeare, Tolstoi y la actualidad, mencionó frente a la actriz Ieva Triskauskare, quien interpreta a Beatrice en la puesta en escena.    

Al preguntarle qué tan actual es el poema de Dante Alighieri, insiste en que además de ser un clásico, el infierno —refiriendo a los círculos del infierno de los que habla el autor italiano—, están en la cabeza de cada persona: “El tema principal nos muestra qué somos los seres humanos y en lo que creemos. Esta obra la asocio con la vida privada de cada persona”.

Triskauskare, dijo que es la primera ocasión que interpreta a Beatrice, así como es la primera vez que interpreta este clásico, “por lo que es un sueño para mí, y para cualquier actor. Estoy agradecida de actuar”.

La joven de 24 años ingresó a la agrupación lituana —fundada en 1998—, hace seis años, cuando tenía 18 y estudiaba en la Academia Lituana de Teatro y un maestro la acercó a la agrupación al finalizar el primer semestre, recordó.  

Sobre si en la actualidad el mundo vive un círculo del infierno, argumentó que depende de cómo veas la vida: “Algunas situaciones en nuestra vida son un infierno, pero algo pasa de repente y las cosas cambian, seguimos adelante. Podemos pensar que todo es un infierno o no”.