Con obra infantil, la Ofunam lucha contra el cáncer

Será en beneficio de la campaña contra la enfermedad que encabeza el Incan; “es un concierto didáctico, sumamente lúdico y nada aburrido”.
Joaquín Cosío es el narrador y asegura que se divierte mucho intepretando a los personajes.
Joaquín Cosío es el narrador y asegura que se divierte mucho intepretando a los personajes. (Jesús Quintanar)

México

Luego de tremendo carnaval y borrachera, el oso informa al resto de los animales del bosque sus deseos de ser famoso en un circo manejado por humanos. Y, aunque sus amigos pensaron que estaba pasado de copas, el oso se lanza a la aventura, abandona su hogar y consigue que el malhumorado dueño de un circo lo contrate por 100 años al descubrir que es un virtuoso del violín.

Las peripecias de El Oso, escrita por el alemán Tristan Schulze, son recreadas por la Orquesta Filarmónica de la UNAM (Ofunam), dirigida por Iván López Reynoso; el actor y creador conceptual,  Ángel Enciso y el narrador Joaquín Cosío, durante los dos conciertos que se ofrecerán, hoy y mañana, en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario.

Se trata de un cuento musical inspirado en la obra El carnaval de los animales (1886), del compositor francés Camille Saint-Saëns, que la Ofunam ofrece, en esta ocasión, en beneficio de la campaña 1 Minuto contra el Cancer, que encabeza el Patronato del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) para promover la detección temprana de una enfermedad que se ha convertido, en la tercera causa de muerte en México.

Las vivencias del oso, quien pasa de ser un animal común del bosque a una celebridad perseguido por los paparazzi y al que le inventan todo tipo de romances, son recreadas también por diversos instrumentos musicales tocados por una orquesta que rompe con la sobriedad y participa de manera activa en la trama.

“Es un concierto didáctico, sumamente lúdico y nada aburrido, que permite al público conocer la flauta, el oboe, trombon y violín, elegimos diferentes instrumentos, y la idea es que los niños identifiquen la variedad de sonidos. Aquí los integrantes de la orquesta se involucran, dejan la seriedad para jugar, divertirse y cantar la canción del oso; se ponen los gorritos de la fiesta durante el Carnaval de los animales”, detalló Aracelia Guerrero, directora con más de 25 puestas escénicas.

El ensamble que se presenta dentro del tradicional concierto El niño y la música, se conforma también con tres piezas clásicas cortas: El reloj sincopado, Home Strestch y La máquina de escribir, que pertenecen al director estadunidense Leroy Anderson.

Se ha presentado por más de tres años y “esperamos que se vuelva un clásico familiar”, aseguró Guerrero tras destacar la importancia de que en esta ocasión el arte se suma a la lucha contra contra la enfermedad.

“Es en beneficio del Incan y de la Campaña 1 Minuto contra el Cáncer. Nos parece muy significativo juntar dos mundos tan importantes como es el arte y la cultura con el tema de salud, y que la gente venga, disfrute la obra y se sumen a la lucha contra el cáncer”, destacó.

El actor Joaquín Cosío se encarga de narrar y recrear las diferentes voces de los animales del bosque, así como las situaciones divertidas y dramáticas de la pieza. “Sí, es una faceta poco conocida dentro de mi trayectoria y lo veo como un regalo participar en este espectáculo para niños.

“No porque se trate de un espectáculo dirigido al público infantil es sencillo, rodeado de chistes fáciles, comunes. Por el contrario, es una obra muy exigente, que atrapa con el arte la atención de un público franco, como es el infantil, que se inquieta y se levanta de su asiento si algo no les gusta; de inmediato muestra su desagrado. Afortunadamente, en las ocasiones que nos hemos presentado hemos sido muy bien recibidos, con gran entusiasmo”, señaló Cosío.

La obra es también todo un reto: “Nosotros debemos estar muy alerta para que haya una coordinación muy precisa de la narración con la orquesta y el trabajo actoral que realiza Ángel Enciso. Yo me divierto mucho interpretando a un payaso polaco, al dueño del circo que es un gruñón, a su  hija, una bailarina adolescente, así como al Oso y a sus amigos animales.

“Hemos tenido, en otras ocasiones, mucho éxito”, detalló quien ha hecho intervenciones en películas, con el rol de tipo duro como El Cochiloco, en El infierno, cinta de Luis Estrada, y de narcotraficante en Salvando al soldado Pérez.

El Oso se presenta hoy a las 18:00 horas y el domingo a las 12:00 del día, en la Sala Nezahualcóyotl  del Centro Cultural Universitario, el cual se encuentra en Insurgentes Sur 3000.

 Los boletos se pueden adquirir en la taquilla y tienen un costo de entre 160 y 200 pesos. Además parte de lo recaudado se donará a la lucha contra la enfermedad.

 

Bajan 50% infecciones de VIH en niños

Las nuevas infecciones de VIH en niños disminuyeron más de 50 por ciento entre 2005 y 2013 como resultado de la provisión de servicios para la prevención, según datos publicados por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Esta prevención, centrada sobre todo en la transmisión de madres a hijos, ha evitado aproximadamente 1.1 millones de infecciones de VIH en menores de 15 años, aseguró la organización en vísperas del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se conmemora el 1 de diciembre.

Según estos datos, los descensos más notables se dieron en países africanos: Malawi, Etiopía, Zimbabwe, Botswana, Namibia, Mozambique, Sudáfrica y Ghana.

A pesar de estas cifras positivas, Unicef recordó que la meta global es reducir las nuevas infecciones en niños es de 90 por ciento antes de 2015, lo cual sigue lejos de realizarse.

Unicef también señaló que las tasas de mortalidad por sida entre adolescentes, hasta los 19 años, son todavía “preocupantes” y aseguró que el descenso en este grupo de población no es equivalente al de otros grupos de edad.

(Nueva York/EFE)