“Mi obra es una declaración de guerra en contra de la humanidad”

En su estudio convive con la colección de insectos que le inspiran y habitan en su obra.

México

INSECTO ES ESTÉTICA

Me baso en ideas naturalistas, por ejemplo admiro mucho a Dru Drury, definitivamente retomé sus trabajos, llevo mucho tiempo estudiando a los insectos, su anatomía y me fui dando cuenta que me gustaba mucho más que pintar temas más clásicos como la figura humana o paisaje. 

INSECTO ES MIEDO

Definitivamente los insectos a la mayoría de las personas les provocan una fobia, una repulsión y precisamente eso es lo que busco que la gente vea en mis cuadros, que recuerde que los insectos son los que siempre han reinado en la Tierra. Ese miedo es natural, los insectos han sido nuestros enemigos ancestrales a lo largo de la Historia, los venenos que tienen o los virus o las bacterias que portan han causado más muertes que cualquier guerra o cualquier desastre natural. Busco en mi obra provocar ese miedo.

INSECTO ES PERFECCIÓN

Todas las toxinas, todos los contaminantes que produce el ser humano nos hacen daño pero a los insectos los hacen cada vez más fuertes, si alguna vez tendríamos que sobrevivir a nuestra propia contaminación, sería precisamente fusionándonos con insectos. No es que yo quiera hacerlos bellos, es que son perfectos, son el culmen de la evolución, nos superan en todos los aspectos, en tecnología, son mucho más sabios que nosotros, pero principalmente a mí lo que me interesa es el aspecto estético. Creo que un insecto muerto, disecado es mil veces más majestuoso que cualquier humano vivo. Los insectos no entran en descomposición por su exoesqueleto, siguen siendo hermosos después de la muerte.

INSECTO INTELIGENTE

Todos los días se descubren nuevas especies que mutan constantemente, se adaptan como decía Darwin. La superioridad de una especie no se mide por su inteligencia o por su fuerza, está en su capacidad de adaptabilidad. Los insectos se adaptan constantemente y todos los días se descubren especies distintas, definitivamente no creo que la inteligencia humana sea superior, la inteligencia pertenece a aquellas especies que viven en perfecta armonía, en perfecto equilibrio con las tres leyes de la ecología, el ser humano no posee esa característica, creo que su principal característica es la estupidez.

LA LUNA, EL INSECTO Y CRISTINA SAMSA

Es la Luna del Armagedón, me basé en un pasaje del Apocalipsis, cuando se rompa el Séptimo Sello, habrá un gran terremoto, el Sol se pondrá negro como si se hubiera vestido de luto y la Luna se tornará roja como la sangre. Creo que en un futuro los insectos gobernarán totalmente la Tierra, cuando hayamos acabado con ella, cuando la hayamos convertido en un desierto radioactivo, pues obviamente los insectos que pueden soportar cualquier radiación, cualquier toxina que los humanos generen. Los insectos se adaptarán y terminarán reinando sobre la Tierra. Me niego a pintar la figura humana, porque el ser humano es una peste que ha destruido el planeta, que diario extingue especies que a la selección natural le ha costado millones de años formar. En mi obra lo que busco es causar miedo en el corazón de la humanidad, mi obra es una declaración de guerra en contra de la humanidad.