100 obispos mexicanos darán reporte al Papa

La última vez que los obispos de México realizaron una visita de esta naturaleza fue en septiembre de 2005.
Le informarán desde situaciones religiosas hasta de violencia.
Le informarán desde situaciones religiosas hasta de violencia. (Claudio Peri/EFE)

México

Los obispos mexicanos inician este lunes su visita Ad Limina Apostolorum con el papa Francisco, a quien le informarán sobre la situación religiosa, económica, política y social del país.

Aunque el evento será del 12 al 31 de mayo, el día principal de la visita es el 19, en el Palacio Apostólico, donde el Papa se reunirá con toda la Conferencia del Episcopado Mexicano, cerca de 100 obispos, y dará un discurso “en el que seguramente abordará el tema de la violencia y la inseguridad en México. Serán palabras de aliento para nosotros los obispos y un llamado a la conversión para quienes participan en el crimen organizado”, destacó el obispo Ramón Castro, de Cuernavaca, coordinador de la visita.

Los principales objetivos son fortalecer los lazos entre el pontífice y los obispos, además se sostendrá un encuentro con los responsables de los distintos dicasterios y organismos de la curia romana.

El primer paso es un informe escrito que cada diócesis envía seis meses antes “en el que presentamos una profunda realidad en todos los aspectos de nuestra vida de Iglesia: sacerdotes, parroquias, seminarios, sacramentos, dificultades que enfrenta cada región en este momento: criminalidad, violencia, situación de las familias, jóvenes, matrimonios, de acuerdo a un formulario que se nos hizo llegar previamente”, explicó monseñor Castro.

Aunque aclaró que desconoce los informes de cada obispo, “hay regiones con situaciones comunes, como Michoacán, Guerrero y Morelos, donde por desgracia tenemos una problemática de violencia e inseguridad, ya veremos qué nos dice el santo padre cuando escuche cómo están las cosas en cada diócesis”.

El siguiente momento es el encuentro personal con el Papa, para lo que se han organizado tres grupos por región: norte, sur y centro; cada uno incluye aproximadamente 45 obispos.

Cada obispo tiene unos minutos para presentarle un resumen verbal del informe previo, destacando los aspectos que considere relevantes. Las reuniones no tienen una duración específica.

La otra parte consiste en celebraciones en las cuatros basílicas mayores de Roma y entrevistas con los prefectos de las congregaciones de
la curia romana, con la finalidad de informarles sobre el estado en que se encuentran las diócesis en el rubro que les compete.

La última vez que los obispos de México realizaron una visita de esta naturaleza fue en septiembre de 2005, con el papa Benedicto XVI.

Beatificación de Pablo VI

El Vaticano anunció que la ceremonia de beatificación del papa Pablo VI se celebrará el 19 de octubre, tras serle atribuido un milagro, lo cual lo deja a un paso de la canonización.

El milagro atribuido por la Congregación para la Causa de Todos los Santos fue la curación a un feto de una enfermedad irreversible.

Cuando la Congregación atribuye dos milagros a un beato, se abre el procedimiento para declararlo santo.

Pablo VI fue papa entre 1963 y 1978 y presidió la aplicación de las reformas aprobadas durante el Concilio Vaticano II para modernizar la Iglesia.