Adelantan venta de nuevo diccionario de la RAE

La nueva edición se adelantará cinco días, ya que saldrá a la venta el 16 de octubre, tanto en España como en los países hispanohablantes.
Aplicación de la RAE: Diccionario de la Lengua Española.
Aplicación de la RAE: Diccionario de la Lengua Española. (Especial)

Madrid

La salida de la nueva edición del Diccionario de la Real Academia Española (RAE), la vigésimo tercera de su historia, se adelanta cinco días, al 16 de octubre, tanto en España como en los países hispanohablantes, han informado hoy a Efe fuentes de esa institución.

Esta obra, "el hito más destacado" de las conmemoraciones del III Centenario de la RAE, es fruto de la colaboración de las veintidós corporaciones integradas en la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale).

La RAE entregó a la editorial el texto completo el pasado 14 de marzo y, tras "un minucioso proceso de comprobación y corrección de pruebas", que acabó a mediados de agosto, la obra ya ha entrado en su fase de impresión y encuadernación.

El Diccionario de la Real Academia tiene 2 mil 376 páginas y ha sido sometido a una "profunda revisión" en los trece años transcurridos desde su anterior edición, en 2001, que fue a su vez actualizada en cinco ocasiones.

El número de artículos de la vigésimo tercera edición asciende a 93 mil 111, frente a los 84 mil 431 incluidos en la anterior y más del doble de los aparecidos en el primer diccionario de uso de la RAE, publicado en 1780.

En total, el diccionario recogerá 195 mil 439 acepciones, entre ellas cerca de 19 mil americanismos.

Las enmiendas introducidas en esta vigésimo tercera edición se acercan a las 140 mil, referidas a 49 mil artículos, y se suprimen unos mil 350.

La aparición entre 2009 y 2011 de la "Nueva Gramática de la Lengua Española", la "Ortografía de la Lengua Española" y el "Diccionario de Americanismos", ha requerido "trabajos de armonización" entre los contenidos de estas obras y el diccionario.

El propósito es consolidar "la doctrina lingüística común", y en esa línea destaca la regularización en el nuevo diccionario del tratamiento de las marcas geográficas americanas, así como la revisión de los extranjerismos.